MANIFIESTO DEL 1ro. DE MAYO DE 2008

imagen_fondo

A los pueblos del mundo
A la clase trabajadora
A los excluidos del sistema
A las mujeres, niños y ancianos
A las y los militantes por el socialismo

El mundo vive la crisis, el ocaso final del sistema capitalista en su fase última de concentración, la “globalización económica“ y como expresión de ella, la acción del imperialismo como su dirección política. Un curso contradictorio, desigual y mundialmente combinado porque no es parcial, sino del fin de un sistema de propiedad y relaciones sociales, construido en miles de años, que no puede superar lo que arrastra desde su origen en la barbarie, su antagonismo con la historia: LA LUCHA DE CLASES.
A 112 años del Primero de Mayo de 1886 cuando los “Caballeros del Trabajo” de Chicago (EEUU) bajo la dirección del dirigente obrero Albert Parsons realizaron una manifestación de 80 mil proletarios y trabajadores en general, que hoy correspondería a más de 2 millones de trabajadores, recordamos a “Los Mártires de Chicago” como a todos los que siguieron en la lucha por una sociedad superior, sin explotados ni excluidos. Así como recordamos los movimientos campesinos, artesanos, intelectuales y revolucionarios todos, que muchos antes de 1886 dieron sentido a la vida consciente desde las ciencias, las artes, la cultura en general, la música, las artes plásticas, la literatura, la búsqueda y creación humana por todo aquello que supere los límites de la naturaleza y proyecte la vida en forma superior y en armonía con ella y el cosmos. En síntesis. para superar primero en la imaginación y luego en distintas formas de construcción durante siglos, los límites y antagonismos con la vida, de una sociedad dividida en clases, de la explotación del ser humano por otro ser humanos, que crea la sociedad de clases, por sobre el comunismo primitivo de los primeros gens humanos.

EL SOCIALISMO COMO NECESIDAD DE LA VIDA:

Cuando hace 40 años, J.Posadas, constructor de la IV Internacional (Trotskista-Posadista) desde 1962/1981, planteó como idea central que “la vida no tenía sentido sin la lucha por el socialismo… con todas sus consecuencias” porque ésta, la vida, tenía su eje de progreso en que “EL SOCIALISMO ES UNA NECESIDAD DE LA VIDA, DE LA EXISTENCIA”, estaba planteando que no había posibilidad de progreso de la organización social y la humanidad misma, si no se iba a la raíz de la crisis permanente, y que hoy ya es de descomposición mundial del sistema capitalista imperialista como fase superior y última del imperialismo, como analizó V.I. Lenin. Ninguno de los hechos que se producen, droga, crisis hipotecaria, alimentaria, enfriamiento de las economías y concentración financiera al mismo tiempo, aumento de la pobreza y la indigencia en el mundo, desintegración de la ética capitalista y su cultura, el hecho que no genera ya más Beethoven, o Einstein sino McDonald’s v banalidades que se disuelven o desaparecen como la neblina ante el sol de la inteligencia. Todo un curso de descomposición de una sociedad burguesa que necesitó del proletariado fabril y de la explotación del campesino agrícola para engrosar los capitales financieros imperialistas, empezando por el propio EEUU. Ahora el sistema desintegra los países con la política del neoliberalismo, intenta segregar las zonas más ricas (caso Bolivia, Venezuela, etc.) de los mismos países y estados que hace 200 años creó para frenar la integración de América latina, y como parte de la política de “América para los Americanos”, es decir para el imperialismo. Lo mismo que ha hecho en Europa, en especial con Yugoslavia, como escarmiento al Estado Obrero Yugoslavo. Pero lo que no puede contener ni desviar es que hoy el sistema es vulnerable absolutamente ante el progreso de la CONCIENCIA SOCIAL, que no se genera en el estómago sino en la cabeza de los pueblos, aun cuando algunas direcciones quieran escapar de ello, y  termina siendo EL SOCIALISMO, más allá de que ya existen gobiernos, como Hugo Chávez que afirma y avanza en la construcción del socialismo como expresión más madura del curso de América latina y el mundo.
Hoy la lucha por el socialismo está instalada en cualquier proceso social que madura necesitando de una política de clase y revolucionaria que lo exprese. Por esta razón es que se unifican los progresos tecnológicos en la producción y productividad, como la informática y cibernética, que son expresión de la inteligencia humana que finalmente va contra el sistema capitalista, uniéndose  con la lucha de los pueblos del mundo. Proceso que, continuando el pensamiento y la acción de los “Mártires de Chicago”, como a los comuneros y proletarios de “La Comuna de Paris” en 1871, a las primeras dos Internacionales socialistas, con la participación y dirección de Marx y Engels, que en 1848 ya habían elaborado lo que la humanidad conocería como “El Manifiesto Comunista”, hoy toman tanto formas diversas como imparables, en una misma dirección: el final de toda una etapa de la humanidad dividida en clases.
El mundo está en revolución permanente, los pueblos se levantan y luchan por la vida, como parte natural de la existencia. Así las revoluciones Mexicana, Rusa, China, en la primera mitad del siglo XX, fueron seguidas por Corea del Norte, Cuba, Vietnam, Nicaragua, Venezuela, Bolivia, Ecuador, la lucha de los pueblos de África y Medio Oriente. Y aun con la caída de la burocracia soviética en la URSS, y antes la de todos los mal llamados “países socialistas”, el curso histórico no solo no se detuvo, sino que solo sufrió “un desvío transitorio” (JH1990) y que fue absolutamente compensado por haber entrado en la etapa de su sinceramiento, (JH1989). Curso social y político que por un lado desnudó todas las contradicciones de la política de las parasitarias burocracias que degeneraron el Estado Obrero soviético a partir de 1924, como también se liberaron fuerzas revolucionarias contenidas, y reprimidas en algunos países, que abrieron la fase de la revolución democrática y socialista como una etapa de transición única.

LA LUCHA POR LA VIDA:

El sistema agónico, pero con garras atómicas y aún con un parcial control productivo de lo que hace la sociedad de los trabajadores del mundo, siente que vive su final. A ello responde, como toda las clases anteriores, peleando con las armas que tiene. Y ellas hoy son la destrucción de la vida, de la existencia de la naturaleza misma. El capitalismo imperialista, al no encontrar salida sometiendo a la humanidad productiva, es decir a los trabajadores del mundo, lleva a una eclosión de la naturaleza. Una política general que se genera sin un “general” que la dirija sino que se crea y funciona deliberadamente en cada parte del planeta pero con una misma razón, no importa los costos sociales y naturales que ello conlleva. Por eso son las mismas condiciones, de fondo, las que se dan en todo el mundo, que incluye el mismo EEUU y Europa.
El sistema levanta la concentración trasnacional capitalista del libre mercado donde es liquidado el “competidor” por el poder concentrado del capital y la tecnología de producción y explotación. Esa es la política mundial que determina el ALZA DEL COSTO DE LA ALIMENTACIÓN, en un planeta que puede fácilmente alimentar a dos veces y media la población actual. Sin embargo, y como hace 30 años con el anuncio de la extinción del petróleo y la falta de energía que paralizaría las industrias, la vida, y que hoy se ve claramente fue una predicción estratégica de terrorismo político, junto a la estupidez económica, técnica y política porque hay petróleo para más de doscientos años. Ahora aparece la campaña mundial por “la falta de alimentos” e inmediatamente suben los precios de éstos. Campaña orquestada y concreta que tiene respuesta de los pueblos con las protestas en Egipto, Costa de Marfil, Mauritania, Mozambique, Senegal, Uzbekistán, Yemen, Bolivia e Indonesia, o en Camerún que costó la vida a más de 40 personas. Todas girando en el reclamo por alimentos, mientras que en los países desarrollados (imperialistas) se pierden ingentes cantidades de ellos, dejan que se pudran las cosechas, SIENDO ESTA UNA POLÍTICA DE TERRORISMO SOCIAL ACERCA DE LA PRODUCCIÓN Y FALTA DE ALIMENTOS, COMO ARMA ECONÓMICA CONTRA LOS PUEBLOS. Para luego hacer de ello, como EN LA DÉCADA DE LOS 60 del Siglo XX con “La Alianza para el Progreso” del gobierno J.F Kennedy desde los EEUU, una política clientelar de beneficencia, que además a cambio la pagan los países, con la entrega de sus riquezas naturales y el control político de los países.
No es el problema de que 500 millones de chinos e hindúes hayan ingresado a una mejor alimentación, lo que significa el alza de los alimentos. Como venimos analizando en anteriores textos, el problema del sistema capitalista imperialista, es que no puede crear un mercado estable para más de la mitad de la población del mundo. Un excedente social ajeno a la etapa en que se dieron la luchas obreras dentro del crecimiento y esplendor de la era industrial, que significaba la necesidad de mayor mano de obra, de la prole creadora de los proletarios a partir de los 5 años de vida, entre ellas la de los “Mártires de Chicago”. Hoy la concentración financiera expulsa la mano de obra creando ejércitos de excluidos en todo el mundo. Y aun en la Europa “próspera” de la unidad imperialista interior, que necesitaron de la mano de obra barata de los pueblos africanos o latinos para crecer, ya está planteada la expulsión de ella y generando crisis xenófobas en capas de la sociedad, como disputas por las fuentes de trabajo.
Es necesario ver dentro de este contexto mundial, la importancia de LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN. La campaña mediática ha aumentado su “valor real” para el sistema capitalista imperialista EN LA MEDIDA EN QUE LAS MASAS DEL MUNDO ELEVAN SU CULTURA Y SU RELACION COMO GENERO, ES DECIR MUNDIAL, CON TODA LA HUMANIDAD. Por esta razón, más las que devienen de la lucha de clases, es IMPRESCINDIBLE LUCHAR POR TENER LOS ESTADOS REVOLUCIONARIOS Y LOS ORGANISMOS DE CLASE Y REVOLUCIONARIOS, ORGANOS PROPIOS DE EXPRESIÓN Y EDUCACIÓN. La libertad de prensa, en el capitalismo es de empresa. Nosotros proponemos LA LIBERTAD DE PRENSA, PALABRA E INTERVENCIÓN SOCIAL. Los sindicatos, las organizaciones de la clase trabajadora, de los gobiernos en transición, y Estados Revolucionarios DEBEMOS TENER NUESTRA PRENSA, TV, RADIOS PROPIAS. Es una de las tareas centrales de esta etapa porque, reiteramos, en ella está NO SOLO LA INFORMACIÓN OBJETIVA SINO LA EDUCACION DE CLASE.
En este Manifiesto del 1ro de Mayo de 2008, saludamos a las masas del mundo que han sido capaces de superar todas las contradicciones y antagonismos que genera el sistema capitalista. Que hemos sabido superar el proceso de disgregación social y elevar los instrumentos de clase primero, y revolucionarios después. Por estas razones es que no está planteado el mismo programa reivindicativo de la gesta de 1886, con la lucha por las “8 horas de trabajo” y algunas otras menores. Hoy está planteado la defensa de la vida, de la continuidad de las especies, la naturaleza. Hoy los pueblos del mundo, a 112 años de lo lucha sindical de aquella época, SE PLANTEAN LA DIRECCIÓN REAL DE LA SOCIEDAD EN UNA ETAPA DE TRANSICIÓN POLÍTICA Y ECONÓMICA.
La disputa no se quedó en lo salarial y la necesaria lucha de clases que allí se expresa diariamente, pero manteniendo el sentido de explotación del trabajo asalariado, sometido al empresario capitalista, sino que se avanzó en la LUCHA POR LA LIBERACIÓN NACIONAL, SOCIAL, POPULAR REVOLUCIONARIA. Y esa lucha se encara desde el CAMPO DEL SOCIALISMO COMO PERSPECTIVA DE CONSTRUCCIÓN.
Las Centrales Sindicales, los Sindicatos, las Comisiones Internas y Cuerpos de Delegados, los Movimientos Sociales y Territoriales, tienen un papel que abarca la lucha reivindicativa inmediata con la general de la política de la clase trabajadora. Es un deber indeclinable aceptar conscientemente esta necesidad como la de organizar el y los instrumentos de los trabajadores. No existe el “sindicalismo puro” como el “sindicalista apolítico”. Existe la lucha de clases en sus variantes y variables de cada país, de cada lugar, de cada empresa del campo o la ciudad, pero todo ello está estructuralmente unido a la crisis del capital imperialista como a la política de Transición de los estados para constituirse en ESTADOS REVOLUCIONARIOS que, unificando territorios abiertos de los continentes, PLANIFIQUEN LA PRODUCCION Y LA DISTRIBUCION de la renta, primero, y la riqueza después. Esa es el ALBA frente al ALCA, TLC, TIFA, etc. Eso es el BANCO DEL SUR frente al FMI, el Banco Mundial, etc. Esa es la INTEGRACION REGIONAL Y MUNDIAL DE LOS PUEBLOS DE ASIA, AFRICA, AMERICA LATINA
Por esta razón el Programa de Transición planteado por León Trotsky al fundar la IV Internacional en 1938, adquiere una significación universal e imprescindible. El papel del Estado en la etapa de transición es central al progreso de la humanidad. Y es al mismo tiempo el que garantiza su próxima desaparición en una SOCIEDAD DE SERES LIBRES DE TODA OPRESIÓN Y REPRESIÓN.
Por esta razón, como analizó previsoramente J.Posadas, “vivimos la etapa final del sistema capitalista porque toda lucha por el progreso social va directamente a la construcción de la nueva sociedad, DEL SOCIALISMO”. Es esta etapa del “sinceramiento del curso histórico” la que hundió a la burocracia soviética y todas las otras, como también tiene metido en el tembladeral de las arenas movedizas de la revolución al imperialismo en todo el mundo. Por esta razón desde Venezuela Bolivariana y Revolucionaria en adelante, lo que se discute en toda América latina es el socialismo, máxime cuando las experiencias como en Argentina, Uruguay, Brasil, Chile de encontrar un capitalismo “bueno y saludable” se van extinguiendo en la lucha de clases y la necesidad de concentración del capitalismo contra la vida de los pueblos.
A 112 años de la primera manifestación del 1ro de Mayo saludamos a los pueblos del mundo. A la lucha por la CONSTRUCCION DE SU DIRECCION REVOLUCIONARIA, tarea no menor y dura porque los pueblos deben hacerlo en medio de las luchas, con crisis, deserciones, tránsfugas reformistas, y conciliadores que momentáneamente pueden tener parte de la dirección. Pero el curso global y general afirma a los revolucionarios que asumen la responsabilidad de ser parte de ese curso objetivo de lucha por el progreso de toda la sociedad, sin excluidos como sin explotados.
Saludamos los progresos de los pueblos de CUBA, VENEZUELA, BOLIVIA, ECUADOR, NICARAGUA, de Argentina, Uruguay, Brasil, Chile y el gigantesco salto dialéctico del pueblo de PARAGUAY derrotando a las mafias y corrupción del capitalismo. Saludamos a las masas Palestinas, de los países musulmanes, en especial de Irán que está derrotando al imperialismo desde hace 40 años. A las masas de Rusia que desde su base social soviética derrotaron a los Gorvachov, y Yeltsin y sus mafias procapitalistas. A las masas Chinas que desde su Estado Obrero “sui géneris” pero apoyado en la histórica Revolución China están progresando contra el sistema capitalista, a las masas de Corea Popular y Democrática, de Vietnam. Saludamos a las MASAS NORTEAMERICANAS QUE EN LOS EEUU, EL CORAZON DEL IMPERIALISMO, CON SU MADURACION POLITICA Y ACCIONAR SOCIAL MUESTRAN QUE NO QUEDO EN EL OLVIDO LA LUCHA DE LOS OBREROS DE CHICAGO EN 1886.

VIVA LOS MARTIRES DE CHICAGO DE 1886!!
VIVA LA LUCHA DEL PROLETARIADO, LOS TRABAJADORES DEL MUNDO!!
VIVA LA CONSTRUCCION DE LA NUEVA SOCIEDAD SIN EXPLOTADOS NI EXPLOTADORES: EL SOCIALISMO.!!!

Por el Secretariado Internacional de la IV Internacional (Trotskista Posadista)
Joel Horacio. 27 de abril de 2008.

El Mensaje a La Nación de la presidenta Cristina Fernández incorpora al país en una nueva fase de la etapa política