SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO PALESTINO

LA HUMANIDAD ESTÁ VIVIENDO UNA GUERRA PERMANENTE DEL SISTEMA CAPITALISTA, PROLONGADA EN EL TIEMPO Y ASESINA EN SU TAREA DE DESTRUCCIÓN. TANTO COMO PERMANENTE ES LA REVOLUCION SOCIALISTA QUE ENCARAMOS UNA PARTE CONCIENTE DE LA HUMANIDAD. Mientras se desenvolvía el mundial de futbol, en Palestina el SISTEMA CAPITALISTA MUNDIAL ESTÁ RESOLVIENDO LA NUEVA SOCIEDAD ESCLAVISTA MODERNA QUE QUIERE CONSTRUIR. El problema no es Israel o Palestina, el sionismo o Hamas, o dos pueblos un estado que sería lo lógico, sino cómo el imperialismo está presionando desde la guerra mundial, en Irak, Libia, Palestina, Siria, Ucrania para definir su porvenir como imperio mundial, pero también cómo realizarlo en medio de una inmensa crisis económica y política en su interior que intenta resolverla por la vía militar contra la humanidad. El imperialismo está definiendo a su interior la dirección con que quiere asumir la respuesta contrarevolucionaria a la revolución permanente mundial en sus distintas formas, características y condiciones nacionales pero con un mismo sentido de liberación nacional, popular, social. Y porque esa es la condición de inestabilidad del planeta es que el presidente V. Putin sale a recorrer el mundo haciendo alianzas económicas, políticas y militares estratégicas, como también la república Popular China. Ello confirma la gravedad como profundidad de la crisis mundial, que esto tiene que ver con una estructura superior en construcción que depasa a las direcciones, pero que éstas al mismo tiempo avanzan y maduran empujadas y sostenidas por las masas del mundo y su conciencia socialista. Nosotros dedicamos estas reflexiones al pueblo Palestino que lucha por su Independencia que no podrá quedarse en manos de una burguesía a construir (¿?), como también a esa mayoría semi-silenciosa, a esos millones de judíos-israelíes que no están de acuerdo con el salvajismo nazi-sionista de su gobierno como agente del imperialismo y su porta aviones de tierra en la zona. Como también al pueblo de Ucrania que se ha levantado contra la opresión del sistema capitalista europeo como de las mafias de la vieja burocracia que quiere negociar porque teme que DE ESAS CHISPAS SALGA EL FUEGO, EL INCENDIO QUE HAGA VOLAR POR LOS AIRES LA COEXISTENCIA PACÍFICA Y LOS ACUERDOS DEBAJO DE LA MESA. A esa política burocrática que pone en la balanza que el enfrentamiento con el imperialismo es una “guerra de desastre final”, al mismo tiempo que éste la hace parcializadamente cada día en todo el mundo. O no es eso lo que hacen LOS FONDOS BUITRES (con perdón de las aves carroñeras que limpian la naturaleza) con la “deuda argentina en el 7%? El fondo, lo real, es que lo que se enfrenta no es Putin-Obama como gobiernos o individuos, sino LA HISTORIA Y SU PROGRESO QUE JUSTIFIQUE SU EXISTENCIA Y PAPEL EN LA NATURALEZA Y LA NUEVA SOCIEDAD SOCIALISTA QUE LO ENCARE. Por ello la masacre en Gaza contra el pueblo Palestino se agiganta, porque no retroceden y defendiendo sus derechos nacionales lo hacen en nombre de todos los pueblos del mundo. Hay etapas y momentos de esas etapas en las que el curso de la historia hace una reflexión y se prepara para enfrentar al imperialismo unipolar. El BRICS+A es una de ellas, la gira de Putin y el presidente de China por Latinoamérica es otra, la crisis en Palestina y la intervención de Egipto imponiendo un pare a los asesinatos nazi-sionistas en Palestina y Gaza, también es otra. No basta con “denunciar y repudiar”, al sistema le importa nada eso. Hay que responder organizando los pueblos y derrotándolo en sus madrigueras a los que son las bases del sistema. La ausencia de una Internacional Comunista de Masas, de partidos marxistas revolucionarios de masas, de Centrales Sindicales que asuman la defensa del trabajador desde el campo de LA LUCHA DE CLASES, las enormes contradicciones que tienen los auto determinados, o seudos partidos y organizaciones de izquierda, como la irrupción de diversas organizaciones sociales, como el invento de las ONGs, la crisis sin salida de los PPCC del mundo en la medida que no hacen el balance en perspectiva del stalinismo y la función del Estado Obrero, la crisis final de la socialdemocracia, de los PPSS del mundo están junto a otros cientos de elementos que no podemos ahora incorporar, pero que son la base necesaria para REDISCUTIR UNA VEZ MÁS la etapa de transición y la construcción de la nueva dirección revolucionaria de la humanidad. El pueblo Palestino y su digna lucha por el derecho a su nación sin conflictos con los demás, es la misma que la de los cientos de miles, millones que en Chile, Colombia, Costa Rica, Argentina salieron a darle alegría a las derrotas deportivas, y que nosotros saludamos. LA HUMANIDAD NO SE SIENTE DERROTADA POR LAS TRANSANCIONALES IMPERIALISTAS, sean ADIDAS, NIKE u otras. Del mismo modo que el pueblo palestino no se siente derrotado por la nueva masacre asesina con la que el imperialismo y el sionismo quieren mostrar al mundo que están dispuestos a imponer su modelo de sociedad esclavizada. Sólo así se entiende por qué semejante ensañamiento con el pueblo palestino que no es por su significación actual cultural, política, social, económica, sino como emergente de un nivel de la conciencia humana que tiene la seguridad que hay que terminar con el podrido régimen capitalista y construir una nueva sociedad: EL SOCIALISMO.-

Eliseo Ramírez por la Dirección Nacional del POR (Trotskista-Posadista) argentino

15 de julio de 2014.-

Frente Obrero Nº 959
Fondos buitres, capitalismo, política y desarrollo del gobierno nacional y popular
  • luis cantero

    La teoría fascista del espacio vital puede observarse claramente en la política del estado de israel donde la guerra preventiva para proteger la “seguridad nacional” produce ocupación imperialista, la ocupación imperialista genera resistencia, la resistencia refuerza la “necesidad” de mas guerra preventiva y esta, a su vez, desemboca en más ocupación imperialista.
    En esa misma línea, la táctica clásica del imperialismo, usada por ejemplo en Vietnam, consiste en acusar a quienes emprendan la guerra de liberación nacional de “tomar de rehenes” a la propia población del país ocupado en aras siempre de justificar los “terribles daños colaterales”. Como si fuera posible separar a la población del país ocupado de la gran causa de la liberación nacional. Como si no fuera el propio imperialismo el que mantiene cautivo al pueblo doblemente explotado -social y nacionalmente-, amenazándolo con sus famosos “daños colaterales”.