ARGENTINA: la etapa de transición del estado revolucionario tiene tiempos y espacios

17octplaza

Por León Cristalli  (Director de la revista internacional “Conclusiones”)

28 de octubre de 2013

Lejos de estar “sentenciada una derrota” electoral, como quiere hacer aparecer la derecha y sus aliados tácticos o circunstanciales, este resultado electoral hace avanzar en el tiempo, el espacio necesario a trabajar por los partidos que conforman el UNIDOS, ORGANIZADOS Y SOLIDARIOS. El que el FPV nacionalmente con 7 millones y medio de votos se haya sostenido y crecido en más de medio millón de votos respeto a las PASO recientes, indican claramente que no hay UN VUELCO A LA DERECHA del curso político… Hoy no vivimos la etapa de septiembre de 1955, ni marzo de 1976. Hay una conciencia social y una vanguardia que se ha sostenido y afirmado en el tiempo, que es ese 35% duro kirchnerista que ve el curso revolucionariamente, como en Venezuela, Brasil, Bolivia, Uruguay, Ecuador y pronto e Chile con Bachelet. Una juventud que no permitirá que le roben el futuro mediato e inmediato”.

Han pasado las elecciones legislativas del 27 de octubre de 2013. Formalmente nadie perdió; todos ganaron. Desde el gobierno, que mantiene y amplía en 5 escaños más su representación en la Cámara de Diputados, y mantiene su mayoría en el Senado de la Nación alcanzando un porcentual nacional de votantes del 33,27%, como de la “nueva” fuerza política que desprendida del palo del PJ/Kirchnerismo, hizo su aparición con el Frente Renovador (FR) que estructuralmente trata de no mostrar lo que sí es programática y políticamente: la negación de todo lo ya desenvuelto por el Frente para la Victoria (FpV) donde se cobijó hasta hace solo unos meses. El FpV ganó nacionalmente; el Capriles argentino de la coalición de derecha oportunista del FR, con el 43.92%, solo en la provincia de Buenos Aires.

Reaparece un lucecita intermitente, como la de los arbolitos de navidad, en el resto de los partidos de oposición a cuya cabeza aparece el PRO-Macri en CABA, intentando salir del corsé que el mismo se construyó en una conservadora ciudad capital en la gobernación de Buenos Aires donde con 39.25% sostiene a sus candidatos, pero muy por debajo del 62% de la última elección en el 2011. El socialdemocratismo -que se hacen llamar “Socialistas” Progresistas, pero que nada tienen que ver ni con Hegel y su idealismo, y menos con Marx y Engels los fundadores del Socialismo científico-, y que desde la provincia de Santa Fe con mucho menos de ser una elección masiva a su favor conserva la primera minoría con el 42.37%.  La Votación del UNEN (27.5%) con la diputada  E.Carrió y P. Solanas vuelven a la palestra siendo elegidos diputada y senador por el electorado de la Capital como una resaca política de lo que expresa un electorado conservador pero que no quiere quedar en el campo de lo abiertamente reaccionario; entones vota a una “pitonisa” como a un director de cine que navega en las nubes del desencuentro de sus propias antes convicciones.

Los demás del campo de la oposición reaccionara es solo pequeños destellos en la nación pero que no alcanzan a opacar la luz del FPV y aliados que sí ganó en provincias y con clara diferencia de votos a su favor.

LA JUVENTUD CON ALEGRÍA Y FIRMEZA: LEE, ESTUDIA Y SE PREPARA AL COMBATE POR LA NUEVA SOCIEDAD (Plaza de mayo 17 de octubre de 2013)

LA BASE SOCIAL DE LA IZQUIERDA ES AFIN AL CURSO NACIONAL Y POPULAR

Pero lo que es necesario destacar es el progreso realizado por la Izquierda programática. El Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), que reúne al PO, el PTS y la Izquierda Socialista alcanzó nacionalmente más de un millón de votos y lograron colocar a tres diputados nacionales. Un avance que, en nuestra opinión, viene montado sobre el progreso social de los últimos diez años que benefició a sectores de la población en particular clase media y media pobre, y algunos del campo, que no se sintieron representados por la política del gobierno de la nación a pesar que, como la mayoría que votó de conjunto contra el gobierno como reacción y menos política, han sido altamente beneficiados por el crecimiento económico. De ellos en particular su crecimiento en el movimiento estudiantil que va de la mano, con la ausencia en este sector de las masas, que interactuando consigo mismo como corporativamente se quedan asilados de la gran masa social y no tienen una política que exprese su programa generalmente progresista en relación al conjunto, sino a su particularidad. El viejo pero excelente planteo posadista del POR en los años 60/70 del siglo XX, acerca de la necesidad del Gobierno Obrero Estudiantil en la Universidad, para relacionar con la producción dar función revolucionaria, de clase, a las luchas legitimas del estudiante hoy es letra muerta de quienes ni siquiera se reclaman “Trotskistas”.

Por lo mismo, todos estos sectores de la oposición reaccionaria, pro imperialista de los MASSA, MACRI, COBOS etcétera, como de los que desde un aparente otro ángulo del triángulo político actual quieren hacer la revolución sin política, solo plantean etéreos  programas que, además de históricos por lo generales, ganan apoyo en la superficie porque pueden ser acompañados por la necesidad diaria de la población. El ahora elegido Senador de la república Pino Solanas también comenzó su vida política de una izquierda programática, hasta apoyó al comandante Hugo Chávez en Venezuela, para terminar siendo como este sector de la izquierda que estamos viendo ahora, aliados objetivos de la corporación mediática, o títeres de escenario pre electoral montado por Clarín, TN, Canal 13, etcétera. Candidatos que pasaron de ser satirizados por estos medios corporativos, parte de los 350 con que detentan poder mediático de prensa, y ahora les facilitaban entrevistas, brindis con champan francés en Tv. y protagonismo a toda hora dándole aire.

LA APARICIÓN DE LA MASA SOCIAL CRÍTICA  IMPULSA AL GOBIERNO DE CRISTINA

Sin embargo nuestro análisis no parte ni se queda en los protagonistas individualmente, como candidatos, sino en la corriente social de una parte de la población. Sector que no es reaccionaria, genuflexa o tonto útil del sistema. Creemos que este voto que alcanzó el millón nacionalmente, no en la capital donde queda fuera de elección a diputado, expresa UN VOTO CRITICO como resultado de una confluente MASA CRITICA SOCIAL que está tratando de expresarse POR ARRIBA DE LA VIEJA CONCEPCIÓN PUNTERIL, CLIENTELAR DEL PEJOTISMO CLÁSICO ALIADA DE LAS GRANDES EMPRESAS Y UNA NUNCA FORMALIZADA BURGUESÍA INDUSTRIAL NACIONAL. Curso que revalúa el papel del “funcionario” del “Intendente” como del puntero político dentro del campo nacional y popular.

Lejos de estar “sentenciada una derrota” electoral, como quiere hacer aparecer la derecha y sus aliados tácticos o circunstanciales, este resultado electoral hace avanzar en el tiempo, el espacio necesario a trabajar por los partidos que conforman el UNIDOS, ORGANIZADOS Y SOLIDARIOS. El que se haya sostenido y crecido en medio  millón de votos el FPV respeto a las PASO recientes, indican claramente que no hay derrota política ni menos UN VUELCO A LA DERECHA del curso político. Como que también socialmente parte de la población busca expresar su protesta ante la forma en que llega la crisis mundial del sistema capitalista y que se ve en el encarecimiento del costo de vida, la inseguridad social, el trabajo en negro y los cientos de miles de migrantes explotados como mano de obra esclava en las provincias en especial del norte, o los que migran a las ciudades buscando medios de vida y lo hacen de un comercio no formalizado en una sociedad capitalista, por ahora, que tanto exige contradictoriamente esa mano de obra barata (época del consenso de Washington con Menem) como la reprime cuando le conviene. Los miles de talleres de producción sin control alguna del Ministerio de Trabajo y la AFIP, son una necesidad de un capitalismo a la Indonesia, Birmania, o la “maquila” de México y Centro América, como herencia del neoliberalismo pero no de un curso Nacional y Popular  donde los trabajadores están protegidos por sus organizaciones sindicales y el mismo Estado en las paritarias.

La Masa Crítica no ha condenado la política exterior del gobierno de la compañera  Cristina Fernández de Kirchner. No se ha dado un voto contra el progreso económico y social alcanzado en estos 10 años, no se ha expresado electoralmente una crítica por falta de libertades democráticas o violación a los derechos humanos. No se ha estigmatizado contra los sindicatos y su función en la lucha de clases. Por el contrario, creemos desde nuestro análisis, que se ha EXPRESADO LA LUCHA DE CLASES CON TODAS SUS CONTRADICCIONES.

Las ideas de progreso unen al pueblo

Por ello en este curso los sindicatos tienen un papel central. Más allá que la mayoría de los sindicatos tienen direcciones que, como menos, no representan, sino burocráticamente a sus trabajadores. El sindicato como instrumento de la clase trabajadora es una media de la contención social dentro del sistema pero no resuelve los problemas de la política sino interviene como tal pesando socialmente y decidiendo. Pero eso el Sr. Massa incorporó algunos burócratas sindicales a su Frente Renovador especulando con llegar a esa critica necesaria pero con un fin reaccionario desde su política pro neoliberal de fondo, es decir borrando con la manga lo que dice defender con la mano. Como en el otro espacio Hugo Moyano trata de utilizar ese enorme poder sindical para un proyecto corporativo que poco tiene que ver con el de 1990 cuando, liderando el MTA, rompió con la CGT menemista y junto a los Movmientos Sociales, piqueteros, CTA etcétera encabezó una lucha social necesaria al pueblo..

Los sindicatos son un instrumento de las masas y en ellos se han volcado y construidas corrientes revolucionarias que, en la historia de las luchas de los trabajadores, rompen el corsé, el marco y bisagra con que las direcciones hacen una política. Por eso ahí están los históricos programas de La Falda, Huerta Grande, los 26 puntos de la CGT Ubaldini, entre otros,  en el país, como Pulacayo en Bolivia, o la Tercera Convención Minera del Centro en Perú, etcétera que en esta Patria Grande que es América Latina dieron combate en la defensa de la clase trabajadora.

Los sindicatos, la CGT, CTA deben estar en la construcción de la nueva sociedad, y ser parte de la etapa de transición del Estado burocratizado y a fin al sistema capitalista a un Estado dinámicamente revolucionario que exprese y represente la época que vive la historia de la civilización. Hay que incorporar a los trabajadores y dirigentes sindicales despedidos de sus fuentes de trabajo, desaparecidos sociales de la etapa neoliberal del menemismo, porque además, ellos son una garantía de la defensa del proyecto nacional y popular, de la misma manera que lo hacen profesionales de distintas disciplinas viniendo desde el exterior.

LAS ELECCIONES, UN MEDIO NO UN FIN

En esta elección, se refleja el error que hizo el FPV en las PASO al no realizar internas que abren una fase de discusión y participación y permite a las bases políticas del movimiento decidir. Por eso en la oposición para poder lanzarse a la palestra electoral (aún sin política específica) una parte de ella se cuidó de no ser “tan opositora a todo”, como en el  Frente Renovador de Massa que va a la embajada de los EEUU a informar y recibir instrucciones políticas, pero en lo público por el contrario aparece con el gatopardismo de un peronismo amorfo que niega el espíritu de clase del movimiento social que dio origen a su nacimiento el 17 de octubre de 1945 con Perón y Evita, que era antiimperialista: BRADEN O PERON.

El Frente Renovador es, en realidad, la derecha pejotista aliada a la embajada norteamericana desde siempre, que ahora sale abiertamente a jugar con las contradicciones que arrastra el movimiento desde hace 67 años. Cosa que se expresa en buscar el desarrollo de “un capitalismo bueno” que respete el desarrollo armónico de la sociedad y que éste esté sujeto a la política de un Estado Nacional que deberá ser revolucionario o no será nada, sino un instrumento circunstancial de la economía capitalista mientras al neoliberalismo le interese o piense que pueda utilizar.

Ciertamente la presidenta “coraje” después de la derrota del 2009, que tenía ya un aviso de lo que se estaba tramando y ahora estalló más concentradamente, -por eso de Narváez y otros quedaron afuera-, realizó medidas políticas sociales y económicas en lo nacional e internacional que dieron un aire nuevo y perspectiva al proyecto nacional y popular. La muerte del compañero Néstor Kirchner fue un golpe enorme como por otro lado permitió expresar un sentimiento socialmente colectivo de reconocimiento y apoyo al proyecto. Pero ello no sujeta o elimina que el Estado siga siendo una presa de los factores del poder corporativo oligárquico. Y por el contrario aumenta la presión del poder oligárquico corporativo sobre el desarrollo económico del país. Por eso Magneto dice de los gobierno “Poder menor”. Ello no elimina “per se” al gatopardismo interno que babosamente se desarrolla internamente porque es una táctica de aplicación estratégica nacional y regional del imperialismo. Capriles lo es en Venezuela, y otros tontos útiles que no ven por donde se expresa el curso social, como en Chile, Brasil, etcétera., y como en el caso de S. Massa, ex Jefe de Gabinete del primer gobierno de Cristina, cuando lo ve necesario y de acuerdo a las instrucciones imperialistas que intentan reflotar “el Consenso de Washington “y el ALCA, sale rompiendo toda moralidad política, incluso desde el campo de la ética burguesa, salta la talanquera y se perfila como el “Capriles” argentino incluso disputando, por ahora, la “titularidad” de candidato presidencial en el 2015 con Macri, aunque después se aliaran como lo han hecho en esta elección.

Por ello en este primer análisis, a pocas horas de conocerse las cifras aún no terminadas, como que no teniendo posibilidad de modificar el resultado final, se abre la posibilidad de realizar este breve análisis. Creemos que a partir de ahora, en estos dos años más de gobierno de la compañera Cristina, contando con un parlamento en mayoría en ambas Cámaras, como garantizados por un kirchnerismo duro en el apoyo y defensa nacional del proyecto nacional y popular en su primera fase, se ha entrado en una etapa de definiciones políticas y programáticas, tanto reflexivas para avanzar extrayendo conclusiones en perspectiva.

La población debe ver y sentir que el gobierno decide, adelantándose a las necesidades prioritarias, corregir el funcionamiento del país en general. No depender de otra condición que  las que parten de “la necesidad” como decía Evita. Responder movilizando esa enorme fuerza social que es la juventud, que en su mayoría apoya el curso nacional y popular y busca desde adentro desenvolverlo en revolucionario porque además lo necesita estructuralmente. Su alegría es la pasión del progreso de todas las generaciones que requiere desenvolver una intensa vida política de debates, críticas, autocríticas, reflexiones para afirmar el rumbo y profundizarlo. De ese modo se amalgaman forma y contenido, pasión con ideas, coraje militante con inteligencia política y en esto hay un papel central en UNIDOS, ORGANIZADOS Y SOLIDARIOS en Alianza con los SINDICATOS, LA CGT, CTA y Movimientos Sociales.

PROFUNDIZAR EL MODELO Y EL PAPEL DEL ESTADO

Los reiterados “accidentes” en las líneas de ferrocarriles han planteado su estatización y administración estatal completa y el Ministro Florencio Randazzo en esa línea de acción está trabajando en nombre del gobierno. Así como hay una política de repatriar científicos, de reincorporar militares cesanteados por disidencias con la dictadura militar, del mismo modo los obreros ferroviarios echados durante la década neoliberal por oponerse a las privatizaciones, debieran ser reincorporados. No se trata sólo de un reconocimiento, sino además, de una necesidad para restablecer concepciones proletarias en el desarrollo laboral de la Argentina actual. Aerolíneas Argentinas, empresa estatal, triunfa nacional y mundialmente en pleno crecimiento. El ANSES cumple con rigor su función como administrador de los fondos de los jubilados al mismo tiempo que la inversión social para el desarrollo de la economía, no de las trasnacionales como antes. Los planes PROCREAR etcétera, son un progreso en la necesidad de vivienda para la población. Las paritarias y convenios colectivos acercan a las necesidades de los trabajadores. El Control cambiario que tiende a eliminar la fuga de capitales obligando a la inversión en el país sin que sea un “corsé” al turista o compras en el exterior como agitan los que con el dólar alto piensa en las exportaciones. El Plan energético nacional, vial, marítimo, la creación de una flota naviera estatal que, abaratando los fletes, también sea un ahorro en miles de millones de dólares. El desarrollo de YPF en función de las necesidades del país; el progreso en la lucha contra el trabajo esclavo e informal en las áreas rurales y la irrestricta Libertad de Expresión y Derechos Humanos, de Igualdad y Género, etcétera, son puntos logrados o en pleno desarrollo. Estos resultados que ahora brevemente realizamos, plantean que para sostenerlos y afirmarlos hay que profundizarlos.

Como es histórico para el  progreso del curso social es la política la que debe dirigir la economía y el proyecto, por el contrario si es la economía la que dirige la política ésta obra en función de los intereses de la clase capitalista en el poder como vemos cada día en los planteos de la “oposición conservadora y oligárquica”. Incluso administra poder con la misma Justicia y las Cortes en fallos absurdos.  El Estado Nacional debe ser un permanente instrumento del progreso del país, de su población; hacer acuerdos para el desarrollo, sea vía inversión nacional o internacional, traslación de tecnología, etcétera, que siendo una necesidad no debe decidir en la conducción de la política social como fue en el neoliberalismo, y que de fondo es lo que aspira la oposición oligárquica corporativa en el programa global, sobre el cual se van a unificar toda la oposición de la mano del imperialismo que esto lo tienen claro y asumido la oposición reaccionaria, y S. Massa como conductor en las tinieblas. Por eso no hay grandes diferencias entre MASSA, MACRI, de Narváez, etcétera, como cabezas de corrientes diferenciadas por apetitos personales o corporativos pero no como representantes de la clase explotadora sometida al imperialismo y sus organismos trasnacionales. La actual imagen de inocente paloma que asume S. Massa  contrasta con su relación carnal con la embajada y las trasnacionales imperialistas como en la diferencia social en lo que hace a la Intendencia del Tigre entre ricos de country y los pobres del territorio.

10 AÑOS DE PROGRESO SOCIAL

En estos 10 años de un gran avance en el camino de la liberación nacional ha quedado en claro que están todas las condiciones para luchar orgánica y organizadamente por la construcción de una nueva sociedad. Nuestro pensamiento, hoy se apoya en las conclusiones del comandante Chávez para dar el salto histórico en especial después del golpe del 11 de abril de 2002, Esta coyuntura política solo puede ser resuelta AVANZANDO EN LA PROFUNDIZACION DEL MODELO. Ni agrandar ni ignorar este curso ahora y aquí. Una detención, cualquiera sea el motivo o negociación que se quiera articular, es un retroceso y anuncia el final de una etapa. Lo que no significa que una inmensa mayoría de la población esté dispuesta a someterse a ese curso y dará batalla en defensa de las conquistas.

Hoy no vivimos la etapa de septiembre de 1955, ni marzo de 1976 con todo los entremeses de esos años. Hay una conciencia social y una vanguardia que se ha sostenido y afirmado en el tiempo que es ese 35% duro kirchnerista que ve el curso revolucionariamente, como en Venezuela, en Brasil, en Bolivia, Uruguay, Ecuador y pronto en Chile con Bachelet. Una juventud que no permitirá que le roben el futuro mediato e inmediato.

Se ha abierto un nuevo espacio político y social altamente favorable a la discusión del modelo que queremos impulsar partiendo de los enormes progresos logrados pero que la realidad muestra que no alcanzan. No hay que hacer alquimia electoral ni ser triunfalistas en el vacío, o caída libre. La derecha quiere dar un salto para capturar poder de gobernabilidad política, temerosa y conflictiva por sus intereses corporativos, pero se prepara para dar un zarpazo. Sabe que el progreso del curso nacional y popular que avanza democráticamente a un Estado Revolucionario, y en nuestro concepto a discutir el socialismo como sociedad alternativa al capitalismo; en ese camino ella no tiene nada que acumular, ganar y apropiar.

Hay una necesidad, resultado de estas elecciones en ir a esa “masa crítica” que no votó a nuestros candidatos o se abstuvo (27%) de ir a las urnas. Los votos al Frente Renovador, más allá que provinciales, no tienen hoy la articulación nacional que exige una política de poder pero esa es claramente su intención reaccionaria. Sin embargo hoy esa es una tarea en la que las luchas internas los separa más que los une.

Sigue vigente el planteamiento de una Constituyente para discutir qué país queremos construir. Refundarlo con una nueva Constitución que avance en la Democracia Social participativa desde sus cimientos en la armonía y los progresos de la civilización, la época, centrado en el interés de la mayoría del pueblo que hace cada día el PBI y la renta Nacional.

El punto, en nuestra opinión, no es ya electoral sino político social. Como la de ver el funcionamiento de los instrumentos de la población, como los Sindicatos y partidos menores del campo nacional y popular, como instrumentos necesarios a lo que hace el progreso social. Discutir la Integración Regional como un instrumento de la Unidad Latinoamericana y una planificación económica y política de la Patria Grande. Hacer todos los acuerdos, comerciales, políticos y militares con todos los países del planeta, con el BRICS, etcétera, para engrosar el músculo de esa articulación en camino, que se inició con Néstor Kirchner y continúa Cristina Fernández.


HAY QUE GENERAR UNA ECONOMIA ALTERNATIVA

Aunque la economía, por ahora, siga siendo capitalista, hay que discutir medidas para generar políticas alternativas, entre ellas, una planificación transitoria que se base en experiencias ya realizadas en fábricas recuperadas, en centenares de cooperativas extendidas en todo el país, pero que requieren el fomento desde el Estado de condiciones que las catapulten no como meros furgones de cola del sistema, sino parte estructural de su sistema de tracción capaz de intervenir en el mercado capitalista con capacidad y competitividad; también discutir medidas para que las empresas nacionales y multinacionales planifiquen su producción en consonancia y armonización con los demás países de la región, de modo de ir limando las asimetrías, dentro de los marcos del MERCOSUR, UNASUR, ALBA y CELAC. Es en esa línea de acción que se superan todos los conflictos entre “países” pero que en el fondo son de intereses capitalistas empresariales, que no necesariamente tienen que ver o hacen al progreso de los países y los pueblos.

En esta etapa del desarrollo de la historia de la humanidad, con el imperialismo en crisis, una sociedad capitalista que se derrumba pero tiene garras atómicas dispuesta a usar contra la humanidad, es en el que se ha desarrollado un objetivo Frente Mundial Antiimperialista que le ata las manos a los corporaciones trasnacionales, a la IV Flota en el Atlántico, o frenándolo en el Mediterráneo, contando en ello con países con enormes fuerzas, como Rusia de base social soviética como lo hemos visto en el caso de Siria, o China como socio mundial comercial, etcétera. Por ello el curso nacional y popular no solo que no está solo sino que es parte de esa nueva sociedad en construcción y del cual la conciencia social de la humanidad tiene papel fundamental al mismo tiempo que está instalada. Por ello y contra la presión mediática, la agresión económica capitalista y el poder corporativo oligárquico existe ese 37% de Kirchnerismo duro que es revolucionario socialmente.

Sin ser triunfalistas en absoluto, vemos un luminoso provenir en el país, como parte de toda América latina. Somos optimistas de cara a la capacidad del pueblo, y de una parte de su dirección, en poder concentrar política y programa para seguir desenvolviendo este curso Nacional y Popular que comenzó el 17 de octubre de 1945 como conclusión de las luchas obreras desde el siglo XIX y principios del Siglo XX.

Ello exige, en nuestra opinión y objetividad, romper el protagonismo, sectarismo y abrir, como en Chile, las amplias alamedas, avenidas y calles del camino a la liberación nacional y social. Que en nuestra opinión es abrir el debate acerca de la nueva sociedad en transición que será con lo mejor de la experiencia nacional y latinoamericanamente, socialista.

LC – 28 octubre de 2013

Referencias:

  • “Las PASO en el progreso al Estado Revolucionario” / ER – 23-09-2013 (publicado como editorial en Voz Proletaria N° 1587.
  • ”Derrotar a las alianzas reaccionarias votando la concentración al peronismo del Frente para la Victoria”. Manifiesto electoral del POR posadista.
  • ”El beneficio social de la recuperación económica en las elecciones y el Estado Nacional” / ER – 19-07-2013 (publicado como editorial al cierre en Voz Proletaria N° 1586)
  • ”A la unidad socio-política darle profundidad revolucionaria en la economía” / ER – 05-07-2013. (A raíz del acto de masas del 25 de mayo de 2013)
Proyecto desestabilizador de la derecha neoliberal utiliza el reclamo salarial de la policía
El nuevo accidente ferroviario en once y el gobierno nacional y popular