EGIPTO: “Rebelión de fuerzas sociales y productivas barren con el conservador mesianismo religioso, sumado al ataque imperialista contra Siria”

El dirigente  egipcio Gamal Abdel Nasser (1918-1970)

Los sucesos de Egipto expresan la profundidad revolucionaria, socialista en la estructura del curso social, tanto como en el Brasil, y por extensión, en el mundo. Por eso connotados periodistas comienzan a escribir sobre la V ª Internacional. No es sólo un tema sino una necesidad que fue planteada en forma explícita por J. Posadas 45 años atrás. Si la organización de la nueva Internacional comunista no pudo concretarse, en parte se debió a la política combinada de la burocracia soviética, como también al papel no revolucionario de la mayoría de las direcciones de los PPCC y PPS S y sindicalistas del mundo. El querido camarada Hugo Chávez levantó las banderas organizativas de una “V Internacional”, que fue saboteada, ignorada o directamente contra por las direcciones con medios y poder de organización. Era y es una NECESIDAD DEL CURSO ORGANIZATIVO ARMÓNICA DE LA HISTORIA DE LA CIVILIZACIÓN. Y por ello exige OBJETIVIDAD, PUREZA, MORAL Y UNA POLITICA SOCIAALISTA PROGRAMÁTICA MUNDIAL PARA RECONSTRUIR LA SOCIEDAD EN EL MUNDO, y eso choca con los apetitos, intereses y ambiciones de los que se apoyan en el “individualismo feroz del capitalismo”.

Ahora, sincerada la nueva etapa de la humanidad, aquellos no pueden jugar el mismo nefasto papel: algunos se fueron al capitalismo, los mejores vinieron – o están viniendo -, al campo del marxismo revolucionario, del cual J. Posadas no es solo una referencia sino estructura de clase histórica en la lucha por el socialismo. Dice el cantautor revolucionario español aragonés “LA HISTORIA ES INCLEMENTE CON EL HOMBRE..” y como en la Rusia actual, es la base soviética, leninista, bolchevique la que aflora en su accionar. No los que quieren tapar el sol de las ideas, o vaciar el mar de los contenidos de la lucha de clases, con la cucharita de sus mentecatos intereses.

En Egipto lo que se está desenvolviendo es la II fase de la rebelión de las fuerzas sociales y productivas las que están barriendo con el mesianismo religioso, conservador, reaccionario, que se sumó al ataque imperialista contra Siria, contra Hamas, Hezbollah, los palestinos, también contra Irán. Siempre en nombre (que no quiere decir toda o única representación social) de los “Hermanos musulmanes”. Son las mismas direcciones que complotaron contra Gamal A. Nasser (1) El mismo Nasser que aparece vivo en la función que van desenvolviendo las FF AA en Egipto. El que con Perón y Tito de Yugoslavia, crearon con otros líderes del mundo lo que sería la lucha de los pueblos explotados-no sometidos-, por el imperio capitalista y la acción conciliadora de la burocracias de la URSS y los EEOO. De entonces. No somos mesiánicos, ni tampoco optimistas banales, sino materialistas dialécticos: comprendemos y podemos prever y luchamos para intervenir aprendiendo del curso.

Cuando el actual Presidente egipcio el islamista Mohamed Mursi salio contra Siria, se alió a la Otan y a todo el imperialismo, nada tiene de musulmán, menos de hermano de los musulmanes. Sino que es una agente de la gran burguesía egipcia que comprende que se le va de las manos el curso político y social de Egipto.

Un proceso que intentaron controlar en base a una religiosidad no política, sometida al interés global del sistema capitalista. Por otro lado, las FFAA egipcias son las mismas que dejaron pasar a barcos iraníes en pleno conflicto por el canal de Suez, hace pocos años. Ojo al tambor, diría el querido compañero Hugo Chávez.

El curso social revolucionario vuelve decenas de años atrás, cuando se hizo la Federación Socialista de Repúblicas Árabes Unida, con Libia, Siria y Egipto. Cuando en la invasión y guerra en el canal de Suez el imperialismo Inglés, francés y yanqui fueron parados por la URSS y fueron expulsados, o también cuando en la Guerra de los 7 días (1967) de Israel contra el progreso socialista , nacionalista revolucionarios, de la población árabe, musulmana para derrotar militarmente cuenta con la complicidad de la gran burguesía egipcia y sus lacayos en la fuerza área que dejaron abiertas las puertas a la destrucción de sus bases áreas perdiéndose en tierra centenares de aviones egipcios. Cuando posteriormente asesinaron a Gamal Abdel Nasser, por la gran oligarquía feudal Saudí hoy base del Alqaeda. Todo ello con un manto que se intenta ocultar pero que está vigente en estos momentos y nuevamente en el curso de la Rebelión de las masas en Egipto.

Y como en Brasil, Chile, Venezuela, Argentina o Rusia de base social soviética, el curso aparece dinámicamente con fuerza y luminosidad inmensa, pero todavía sin dirección orgánica, clara en las ideas y segura en los intenciones. La “Rebelión de las fuerzas Productivas” va de la mano con la de la Lucha de Clases en esta etapa de la historia. En Egipto se ha entrado en una II Fase de la rebelión Social. La juventud tiene un papel central como en España, Grecia, Francia etcétera porque asume la responsabilidad de ser parte, en la cabeza de la nueva sociedad en construcción en la conciencia de la mayoría aplastante de la humanidad.

La hegemonía de la burguesía imperialista como cabeza del sistema, se ha roto. Vivimos una etapa de transición en lo económico, como en el papel revolucionario de los nuevos Estado Democráticos. Y esa DEMOCRACIA SOCIAL es la que juega su papel central en estas luchas del pueblo Egipcio.

Sea cual sea, en lo inmediato, el desenvolvimiento de los acontecimientos en Egipto éste ya ha entrado en que la: “Rebelión de fuerzas sociales y productivas barren con el conservador mesianismo religioso, sumado al ataque imperialista contra Siria.-“
LeónCristalli director de la revista Internacional “Conclusiones”. 2 de julio de 2013

(1)“El proceso de Egipto es revolucionario socialmente en su dinámica y poder de decisión política, pero no alcanza para la etapa que se ha abierto ahora y es por la ausencia de un partido marxista revolucionario, que creemos que para Egipto debería basarse en los sindicatos por el poder social de los trabajadores y su historia en la lucha de clases. El movimiento nacionalista antimperialista de Gamal Abdel Nasser tenía con los sindicatos una relación directa con las fuerzas armadas que él políticamente comandaba – en particular del “ejército libre”- y que tiró al carajo a la monarquía de Faruk y su hijo, Ahmed Fuad II y a todo el sector pro yanqui y europeo; se alió a la URSS, incluso a la guerra del canal de Suez ( Julio de 1956) y recuperó para Egipto el canal nacionalizándolo”.Extraído de El proceso de Egipto es revolucionario socialmente.- León Cristalli Director de la revista CONCLUSIONES 12/2 /2011.Suplemento especial de Voz proletaria Nº 1570 del 17 de Febrero de 2011. Egipto, una crisis de 43 años.- LC director de la revista Internacional CONCLUSIONES como editorial internacional. 29/1/ 2011.Voz proletaria Nº 1570 del 17de febrero de 2011.

Derrotar las alianzas reaccionarias...
La rebelión social y los acontecimientos en Brasil