La rebelión social y los acontecimientos en Brasil

Juventud PT

La rebelión social en Río, San Pablo, y Brasilia en especial, de una parte importante de la población, en particular de la juventud, es por el progreso y profundización del curso que encabezan los gobiernos del PT. No contra éste sino exigiendo una profundización necesaria a todo curso que desde la historia de la lucha de clases se ubica en el plano revolucionario aunque sea el comienzo de la transformación de Estado y el necesario cambio social para sostenerlo.

No es la manifestación de sectores acomodados de la clase media argentina y los sectores altos de la economía, que salieron a defender un estatus social que solo los beneficie a ellos, aun cuando este sea en base a volver al neoliberalismo y la dominación de la economía por las trasnacionales imperialistas, el FMI etcétera, que hasta el 2003 era la base de una estructura de contra progreso que comenzó en septiembre de 1955 con la caída del gobierno de Perón. Sector social que contiene a extractos de la misma clase trabajadora representando solo a una minoría de ésta.

En Brasil han salido a la calle parte de una vanguardia social que apoya en su mayoría al gobierno de Dilma, que es sostén del curso en que se derrota tanto a la derecha fascista como a la socialdemocracia calco de la europea. Estos sectores que no son reaccionarios, fascistas o pro imperialistas y que están utilizando la crisis del sistema capitalista que se expresa en la inequidad del crecimiento de la economía y una distribución de la renta nacional, de ese aumento del PBI sostenido en el crecimiento en los últimos 10 años para plantear de una manera de rebelión social en puntos concretos donde se expresa esa crisis, como por ejemplo con el aumento de los pasajes, más allá del crimen que es el alto costo de éstos.

Por eso nosotros hemos planteado, incluso antes de la correcta lectura, análisis y conclusiones que hizo hace unas horas la Compañera Dilma Roussef, presidenta del Brasil, que estas acciones no tenían un sentido reaccionario o contra revolucionario de cara el curso que reventó, también explosiva pero políticamente organizado, con el primer gobierno del compañero Luiz Inacio Lula Da silva.

EL IMPERIALISMO, OLIGARQUIA Y BURGUESÍAS SE ESPANTAN ANTE REBELION SOCIAL:

El sistema capitalista atraviesa una crisis final en su ciclo de expansión. No es una expresión cíclica más, reiterativa en los 300 años de su aparición como “sociedad moderna”, sino el comienzo del final de su expansión y como sus antecesoras sociedades se estremece, cruje no solo en la parte económica como forma de organización social y que en la actualidad es la incontenible “rebelión de los Fuerzas Productivas” (1) donde se conjuga con la “lucha de clases” y en ellas dos la capacidad creativa y social de la inteligencia de la humanidad, y como en la era de la sociedad romana en adelante particular, toda movilización social los espanta y paraliza. Una condición histórica que hoy en el curso en pleno desarrollo en el mundo, como podemos ver claramente se representa en la crisis de la economía capitalista, las guerras regionales, intro países como la que hace el imperialismo en Siria, y la utilización cada vez más directa de armas químicas, bacteriológicas en camino al uso abierto de las atómicas, Lo cual dice lo altamente peligroso a la vida y la naturaleza.

Este comienzo de reacciones de sectores de las masas trabajadoras, de la juventud, de los pobladores de los barrios de trabajadores en Brasil espanta al sistema porque no solo que no puede dirigirlo contra los progresos alcanzados en estos años por el gobierno de Lula y Dilma, sino porque aceleran el progreso de acuerdo a las necesidades del 80% de la población. Porque le ponen en la cara misma del curso social que si están todas las condiciones del desarrollo del país, su crecimiento económico, para que el proceso de generación distributiva de éste sea en condiciones lógicas, sociales, humanas a este desarrollo.

Las manifestaciones que se anuncian en Brasil son de progreso social, no de intentos desestabilizadores de cara al gobierno de Lula y Dilma. Por el contrario ESTAS MANIFESTACIONES QUE SE VIENEN SON DE FONDO UNA AYUDA, IMPULSO Y RECLAMO AL GOBIERNO DE LA COMPAÑERA DILMA A QUE HAY QUE IR MÁS A FONDO EN LA CONSTRUCCION DE UN ESTADO REVOLUCIONARIO DE TRANSICIÓN.

Por ello no es “contra el fútbol” como deporte y alegría con que el pueblo brasileño ve y siente el fútbol, sino contra el negocio del y en el fútbol. Por qué el estado, el pueblo, tienen que financiar el “negocio del fútbol”. Por qué Brasil tiene que ser sostenedor de esa trasnacional que se llama FIFA. Por qué los trabajadores, las clases pobres y medias a través del Estado brasilero tienen que invertir su sangre, sudor y lágrimas en sostener ese negocio

Pero el punto de la rebelión no es ni a favor o en contra del fútbol, sino UN APOTYO CONDICIONADO AL PROGRESO REVOLUCIONARIO DEL Y LOS GOBIERNOS DEL BRASIL.

Se equivocan quienes quieren aprovechar esto para involucionar lo alcanzado. Se equivocan los que tratan de darle un sentido contra Lula, el PT, Dilma la Integración regional, contra Venezuela, Cuba, o Argentina. Los que intentan utilizar para detener el curso del progreso del Brasil. Ello, los que así piensan y quieren utilízalo, están arando en el mar.

Las bases que ya han comenzado a expresarse, y las que van a salir son LA FUERZA SOCIAL QUE IMPUSO A LULA HACE 10 AÑOS Y QUE SOSTIENE EL CURSO EN ASCENSO DE LA INTEGRACIÓN REGIONAL, DE LA PATTRIA GRANDE, DEL SOCIALISMO.

Por ello no solo que a los revolucionarios no nos asustan o espantan estas manifestaciones que se anuncian, más allá de la lógica social de su aparición, sino que creemos son, y deben ser utilizadas, como herramienta del progreso revolucionario del Brasil.

Este curso no es la rebelión del pueblo norteamericano, de su juventud, contra la Guerra de Vietnam. No es la rebelión pacifista de millones de jóvenes que en el mundo se levantaron contras las guerras imperialistas. Estas acciones que se anuncian, y han comenzado a expresarse, son la contracara de lo que quiere el sistema capitalista. Son CONTRA EL CAPITALISMO TRASNACIONAL Y LA PASIVIDAD DE UN ESTADO QUE LO SIGUE REPRESENTANDO EN LOS INTERESES DE LA CLASE BURGUESA.

El progreso del Brasil, como de Venezuela, de Argentina, Bolivia, etcétera, tiene expresiones propias, nacionales, peculiaridad de su desarrollo económico y la lucha de clases sin duda, pero tiene una raíz común que lo unifica con los pueblos del mundo y en particular del área de América del Sur y el Caribe, la necesidad urgente de que los progresos de la sociedad, de la ciencia, la cultura sean parte central del desarrollo del país. Y ello solo puede lograrse con el cambio revolucionario.

No hay gradualismo posible en este curso, lo muestra la geografía política, social y económica de los países, por un lado, como los planes contrarrevolucionarios, y agresiones concretamente objetivas, con que el imperialismo y sus lacayos salen a la cancha de la lucha del sistema contra los pueblos. Eso, la Alianza del Pacifico, donde participa Chile-Perú-Colombia-México, es una forma de tratar de reconstituir el ALCA, de boicotear el ALBA, el nuevo MERCOSUR, la UNASUR, el CELAC, el Banco del SUR. Son los intentos desestabilizadores en Argentina contra el gobierno de la compañera Cristina Fernández de Kirchner, con la acción del poder judicial como primer poder del estado. Es la BASE ATÓMICA QUE EL IMPERIALISMO TIENE EN LAS ISLAS MALVINAS, territorio argentino y latinoamericanas que no reconocen solo Inglaterra, los EEUU e Israel, son estructura de lo que prepara el sistema contra los pueblos latinoamericanos. De crear condiciones de enfrentamiento regionales, de guerra de 4ta generación, de hacer Sirias, como antes Libia, Irak etcétera en esta zona del planeta tierra.

LA REBELION DE MASAS DEFIENDEN EL PROGRESO SOCIAL REVOLUCIONARIO DE BRASIL:

Este es el fondo de la cuestión que, en nuestra opinión, se está comenzando a desarrollar en Brasil, como parte de todo un proceso en América latina y en el UNASUR en particular. Venezuela es un ejemplo enorme como claro. La desaparición física del camarada Hugo Chávez, aceleró las contradicciones que se plantean en la construcción del Estado revolucionario de Transición a la nueva Sociedad. Definiendo campos en los sectores sociales como en la política. Define a los que se subieron “al portaviones de Chávez”, y ahora quedan con el trasero afuera, mostrando su verdaderos objetivos individuales y como capas sociales. En Brasil las masas que empiezan a moverse van a romper a los sectores conservadores, también dentro del gobierno y el PT, como impulso a la nueva etapa del Brasil. No es contra Lula-DILMA sino contra las ataduras con las que debieron, POR AHORA, navegar el gobierno. Con alianzas y acuerdos para “hacer gobernable” al estado y el país. Pero cuyo resultado es el crecimiento de una burguesía que empieza a verse cuestionada por las grandes masas sociales. De un imperialismo que queriendo desestabilizar a la gran potencia mundial que es Brasil, no encuentra otros aliados que los mismos de siempre y que, además de ineptos para su función contrarevolucionaria, solo son parte del “negocio” económico y político.

Nosotros vemos que este curso siendo brasileño en forma es regional y socialmente mundial como imparable e irreversible en el fondo de la cuestión social.

Los gobiernos revolucionarios, no solo progresistas en la forma, sino revolucionarios en su estructura social; no tienen miedo a la intervención de las grandes masas de la sociedad. De esa MASA CRITICA, que en Uruguay hizo reflexionar al Frente Amplio al que al mismo tiempo apoyan. Es la masa crítica en LA QUE SE APOYA EL camarada Nicolás Maduro en Venezuela para continuar a Chávez y su revolución bolivariana y socialista, es la misma masa crítica que en Bolivia le da una base social y estructura política a Evo, o en Ecuador, Nicaragua y Argentina son LA MONTAÑA SOCIAL DESDE DONDE SE IMPULSA EL PROGRESO DE LOS PUEBLOS.

El PT, CUT, los Sindicatos, la CMP, los MST, las universidades, los colegios secundaristas, los trabajadores en los territorios, en los barrios, en las favelas, en el campo y la ciudades seguramente van a sacar las mejores Conclusiones de este curso que en la forma aparece ligado a cosas concretas, como el fútbol, pero que en la realidad social como en el resto de UNASUR y América central y El Caribe, son expresión objetiva de la maduración de los pueblos en la lucha por los cambios sociales.

LAS MASAS DEL BRASIL UTILIZAN EL ARMA DE LA REBELION SOCIAL COMO INSTRUMENTO DEL PROGRESO DE SU GOBIERNO y Lula-Dilma serán permeables y se pondrán a cabeza de este curso por eso, y ellos mismos son, UNA NECESIDAD DEL PROGRESO DE LA HISTORIA.

León Cristalli. 19 de junio de 2013.

Director de la revista Internacional “Conclusiones”

(1) Entre otras referencias, citamos el editorial de la revista Conclusiones 23, noviembre 2008 “Marx siempre tuvo razón”. El mercado ciego, que ve Marx, y la rebelión de las fuerzas productivas. (N de la R)

EGIPTO: “Rebelión de fuerzas sociales y productivas barren con el conservador mesianismo religioso, sumado al ataque imperialista contra Siria”
MANIFIESTO DEL 1ro. DE MAYO 2013: CONSTRUIR LA TRANSICIÓN A LA NUEVA SOCIEDAD SOCIALISTA