El triunfo en Venezuela no es solo electoral…

cierre campaña bajo la lluvia

…Sino social y políticamente REVOLUCIONARIO

Por León Cristalli, 8 de Octubre de 2012.

No siempre la humanidad consigue unir, de y en su curso histórico, el objeto y sujeto de sí misma. En otros términos, pocas veces los pueblos logran encontrase a sí mismos como sujetos del proceso social con el sujeto que este mismo curso genera. Hugo Chávez es en Venezuela y una parte muy importante del mundo, la unión del sujeto y el objeto. Es la expresión concreta en que se desarrolla el curso objetivo con el subjetivo. Y es justamente por eso que Hugo Chávez no es “un invento” de alguien fuera del materialismo de la lucha de clases, sino profundamente una expresión concreta de una realidad social haciendo honor y aplicando el razonamiento de Marx y Engels cuando afirmaron hace 150 años que “la humanidad no se plantea sino aquellos problemas que puede resolver”.

La base social productiva, que integra a los sectores de las ciudades y el campo, en esta elección “crucial” afirmamos antes de su realización (“Mercosur con Venezuela, unidad regional y el Estado Revolucionario -2-8-2012/ “Venezuela bolivariana y socialista: un progreso del Mercosur y Unasur” -1-7-2012/ “Venezuela miembro pleno del Mercosur: Contragolpe político a la agresión imperialista en Paraguay”- 1-7-2012), ya tenían absolutamente claro y decidido el paso que iban a dar electoralmente, pero mucho antes y a su interior en lo profundo del quehacer diario, es decir de la vida social a la que Marx y Engels analizan y sacan la conclusión antes mencionada, la estructura del pueblo venezolano ya había DECIDIDO SOCIALMENTE LO QUE IBA A REALIZAR.

Entonces votar a Hugo Chávez era romper el molde, el corsé en el que querían meterlo desde la “oposición” y en el que debía elegir entre “el cambio en libertad” o la continuidad del gobierno que Chávez encabezaba. Era en la forma una sencilla aparente estrategia pero en realidad profundamente meditada y consensuada en el sistema capitalista mundial, para enfrentar de fondo “el objeto con el sujeto histórico”. Era intentar destruir la construcción de los 13 años de revolución permanente en Venezuela, y lograr volver atrás el reloj de la historia. Era el lograr alcanzar un quiebre entre el proceso objetivo del desarrollo del país con el subjetivo de la construcción de su dirección.

Entonces esta elección no fue solo presidencial sino Social. Expresaría la continuidad de la construcción de la nueva sociedad como parte del curso de la revolución permanente en marcha en Venezuela, pero también en América Latina, en UNASUR y el mundo. El 7/O era un quiebre en la historia de América latina, una forma concreta de expresarse cómo se está desenvolviendo la II Independencia después de 200 años de sistema capitalista y el dominio de su cabeza mundial el imperialismo, sea inglés, francés o de los EEUU. Y el pueblo venezolano, encabezado por Hugo Chávez como dirección social y socialista, asumió esta tarea y responsabilidad con el curso de la historia de la humanidad, y mucho más allá del triunfo enorme electoralmente, lo que pesa hoy y queda como construcción histórica es el TRIUNFO SOCIAL DE VENEZUELA.

UNA OPOSICIÓN SOCIALMENTE GENUFLEXA

Sin ninguna soberbia política expresamos que no perdemos tiempo en analizar a la oposición que encabezó Capriles Radosky porque en este curso del progreso social en Venezuela, terminada la elección, una parte medular de sus votos serán ganados por el progreso con el reimpulso que la revolución permanente va a dar en Venezuela. Y entre ello a sectores “críticos” a la corrupción y la burocracia, que siendo “chavistas” en el espíritu se sintieron atraídos por el discurso conciliador de Capriles Radonski, no rupturista con todo el progreso alcanzado por estos 13 años de revolución bolivariana y el curso socialista que representa Chávez, quedándose en la mitad de camino a la nada, pero en la realidad política, siendo así cómplices ignorantes del verdadero “plan estratégico” que tenía Capriles Radonski si –por esas cosas extrañas-, lograba alcanzar el gobierno. Porque este personaje al que rodearon de todos los medios, internos e internacionales, utilizaba la imagen de un “demócrata” ante la “dictadura del gobierno”. Era la “libertad” ante la opresión política. Utilizó nuestras debilidades como arma principal de su campaña, y allí pudo captar, por ignorancia y/o sentido de clase, a esos sectores que piensan retrospectivamente la realidad del país y el mundo. Ese mundo que no es el de Disney World y las películas de los EEUU sino de la realidad del propio EEUU, Europa y la crisis terminal del sistema capitalista.

EL CAPITALISMO Y LA CONSTRUCCIÓN DEL SOCIALISMO

En Venezuela aún se sostiene el capitalismo como norma de la economía, lo ha expresado claramente el camarada Hugo Chávez. El socialismo es la meta del curso en pleno desarrollo, pero aún las relaciones entre las clases es la capitalista, con y a pesar de todas las conquistas alcanzadas nacionalmente, porque el curso de la reconstrucción de la civilización humana en el cambio al socialismo, no es tarea que se pueda realizar en forma nacional. No hay “socialismo en un solo país”, expresó don León Trotski, y eso está totalmente vigente. Pero si lo está el curso de la “revolución permanente” que J. Posadas aplicó en tiempos y espacios de esta era posterior a la II Guerra mundial, que está concentrado en su pensamiento “Del Nacionalismo al Estado Obrero”, y qué si no es este el curso de Venezuela, Bolivia, Ecuador, Argentina, Brasil, Uruguay en distintos niveles de desarrollo, incluso en aquellos países donde aún no se plantea el socialismo pero que lo objetivo e inclemente del curso histórico obligará en poco tiempo a plantearse.

LA URSS Y EL ESTADO REVOLUCIONARIO DE TRANSICIÓN

Cuando afirmamos en el título de este artículo a horas de terminado el primer escrutinio, que el triunfo “es social, y políticamente revolucionario”, está justamente afirmado y justificado en esta realidad de Venezuela Bolivariana, sin duda, pero también que hay una unidad política inserta en todo el curso de UNASUR, en particular, pero también del mundo.

Cuando hace 22 años de disolvía la burocracia soviética, con la desaparición la URSS, nosotros analizamos y afirmamos desde nuestra prensa que era “solo un desvío transitorio del proceso de regeneración parcial” camino a la necesaria revolución política que exigía volver a los 7 primeros años del Poder Soviético. (Ver nuestra prensa de la época). Nuestra confianza no estaba apoyada en lo que expresaba el curso subjetivo: las direcciones de la época, sino en lo objetivo de lo que iban a realizar las masas soviéticas en la medida que pudiesen encontrar la forma de reconstruir el Estado Obrero desde adentro. Analizamos los cientos de miles de millones de dólares que el sistema imperialista invirtió a pura pérdida en tratar de destruir desde adentro a la exURSS. Generaron los Gorbachov y Yeltsin, uno apoyado en el pánico de la vieja burocracia a los cambios de fondo y el otro en la borrachera de esa estúpida y pornográfica burocracia que se había generado y estructurado en el Kremlin en decenas de años de stalinismo político administrativo.

Pero nadie logró destruir LA CONCIENCIA SOVIÉTICA DE LA MAYORIA DE LAS MASAS DE LA exURSS. Lo que fue derrotada es la burocracia y su estado degenerado, pero no el Estado obrero soviético. Como analizamos, a través del análisis materialista dialéctico del curso de la historia, las masas soviéticas habían alcanzado un desarrollo en 70 años mil veces superior socialmente que el del sistema capitalista en casi 2000 años de construcción.

Por eso pudimos prever la aparición de un personaje y dirigente como Putin, antes de que éste sugiera. Y lo describimos en texto publicado en “Voz Proletaria” (El proceso de reacomodamiento en Rusia y el Estado obrero soviético”, 21-12-1999) y otras publicaciones de la IV Internacional Posadista. Hoy el capitalismo mundial, el imperialismo, llama la atención acerca de lo que está ocurriendo al interior con la política de Rusia (a la que definimos como el estratégico actual seudónimo de la URSS), por la aparición y desarrollo de una corriente nacional, impulsada por el presidente Vladimir V. Putin, y que encabeza el obrero Igor R.Kholmanskikh, trabajador de la construcción de tanques y vagones de tren, etc., en un distrito de los Montes Urales, que junto a otros dirigentes van asumiendo el papel objetivo social de “la vuelta a los sóviets”, desde el Movimiento en Defensa del Hombre de Trabajo que apoya desde el Kremlin Vladimir N. Putin. Dice Igor R. Kholmanskikh, que “La gente que crea la riqueza del país con sus manos debe dirigir”. Y prosigue “La clase trabajadora no está representada en la política contemporánea…” . Y plantea este movimiento social proletario soviético que los que protestan por sus comodidades diferenciadas del resto de la población “deberían venir con nosotros y ver lo que verdaderamente es trabajar. Podrían venir y ver los vagones de tren saliendo de la fábrica todos los días, el resultado del verdadero trabajo”. Una objetiva definición de la clase obrera acerca del papel de la burocracia que en todo proceso revolucionario en la historia ha jugado un papel de criminal contra el progreso social.

GANAR UNA PARTE DEL VOTO OPOSITOR ES PROFUNDIZAR LA REVOLUCIÓN

Por qué ponemos esta información?, sencillamente porque es la estructura del proceso revolucionario de la humanidad, que se expresa desigual y combinadamente en todos lados, y eso incluye a la Rusia “de base soviética” como venimos escribiendo hace 21 años. Como también a Capriles Radonski que al estilo Gorvachov, sin mostrar su real política de desarmar las misiones, el papel del estado y la independiente y revolucionaria política exterior del país, quiso obnubilar con una parodia de “Perestroika” a la venezolana, de hacer cambios hacia la “libertad” (¿?) pero de fondo para destruir el progreso alcanzado. Y para ello contó, como en la ex URSS con las burocracias del PCUS y del aparato administrativo, como analizamos y escribimos en su momento, con más de 40 millones de individuos que eran minoría sin duda, pero ejercían parte central del poder del aparato del estado y de allí a la producción y la vida económica del Estado Soviético. Por eso, igual que antes la zanahoria era la “Glasnov” o libertades políticas y sociales, pero el fondo era la “perestroika” que destruía al Estado Soviético volviéndolo al sistema capitalista.

Entonces esa política a medias tintas, escondiendo el verdadero plan maestro de Capriles Radonski, muestra su debilidad social. No su incredulidad política, porque él debía responder a una base que no es toda “escuálida” contrarrevolucionaria, sino crítica a puntos o “errores” de un proceso revolucionario que, con razón o no de ellos, y ciertamente como ha expresado Hugo Chávez, tiene que corregirse, cambiar y modificar. Incluso de cara a las próximas elecciones a gobernadores y municipios del 16 de diciembre de 2012. Romper el clientelismo, personalismo y burocratismo de quienes se quieren postular sin que las bases los elijan, sin discusión previa que pruebe su capacidad política y moralidad de conducta revolucionaria.

El Estado Revolucionario en la etapa de transición VOTÓ Y TRIUNFÓ EN VENEZUELA BOLIVARIANA Y SOCIALISTA. El Chavismo es puro en las masas trabajadoras, el chavismo es sinónimo de lealtad al progreso social en el camino al socialismo. Y el triunfo del camarada Hugo Chávez se dio entonces en esta elección también con la intervención de millones de jóvenes que son la base de una nueva estructura del país que obraron como Estado Revolucionario y desarrollaron lo que, en nuestra opinión es UNA REVOLUCION POLITICA que hay que afirmar y desarrollar al interior del mismo curso.

VENEZUELA NO ESTA SOLA PORQUE ES PARTE DE UN SOLO CUERPO SOCIAL REVOLUCIONARIO EN EL MUNDO

Por eso saludamos la inmediata declaración de la compañera Cristina Fernández de Kirchner enviada al camarada Hugo Chávez. Esa es la verdadera UNIDAD DE AMERICA LATINA, o Indoamericana si se la quiere ver como civilizaciones vigentes en el tiempo.

El triunfo electoral ES UNA DIVISORIA DE TIEMPOS Y ESPACIOS EN TODA AMERICA LATINA. Es la continuación DEL CONTRAGOLPE DADO AL IMPERIALISMO CON EL INGRESO DE VENEZUELA EN EL MERCOSUR. Y mientras en Uruguay se va a recibir al jefe del Pentágono, de la Defensa de los EEUU y ex director de la CIA, León Panetta, en Venezuela se avanza con masivo y extraordinario apoyo de millones de votos conscientemente revolucionarios en apoyo a Chávez, que es la nueva sociedad socialista en construcción.

UN ANTES Y UN DESPUÉS DEL 7/O

No podemos terminar este brevísimo análisis sin tocar lo que significa el papel del individuo en la historia. Nosotros, ya el 7 de febrero de 1992 escribimos sobre el comandante Hugo Chávez y su papel en la historia no solo de Venezuela de aquel entonces sino de América y todo el mundo “las burguesías del planeta están temblando…”, cuando casi todas las izquierdas y demás, hacían “leña del árbol caído”, o que ellos lo consideraban destruido, o peor aún, “un milico fascista”. No vieron, como que hoy y ahora algunos olvidadizos de sus análisis previos, también cambian el libreto y se vuelven apologistas de lo obvio después que previeron la posibilidad de una derrota de Chávez, mientras nosotros previmos una distancia mínima del 10% con Capriles Radonski.

Nosotros, el movimiento Posadista mundial de la IV Internacional, consideramos que el curso revolucionario de la Integración latinoamericana ha dado un salto dialéctico. Que lo que ahora se empieza a plantear como no solo realizable en el tiempo, sino YA en curso de construcción: LA UNIDAD REGIONAL CON UNA PLANIFICACIÓN DE DESARROLLO en las áreas de la Economía pero también de POLITICAS COMUNES. Como dijo unas horas después de votar y sin violar la ley electoral, el camarada Hugo Chávez, “el capitalismo está en crisis final en todo el mundo, la Unión Europea es un fracaso y esa es la línea del FMI que quisieron imponer a nuestra América. Nosotros desarrollamos el UNASUR, EL CELAC”. Es decir, un curso que en lo global va en el camino del verdadero cambio para una sociedad. (Ver el Programa de la Patria anexo a este documento)

Los problemas que deberá resolver la Revolución Bolivariana y Socialista en Venezuela no son de forma sino de estructura, de aquello que el camarada Chávez ya ha ido enumerando antes y durante la misma campaña electoral. Todas las conquistas sociales en la economía son una estructura sólida, pero que como toda experiencia nueva debe ir madurando con la intervención de las masas, de los trabajadores. Las Misiones son una herramienta de ese curso, al mismo tiempo que el desarrollo de una amplia y participativa acción directa y concreta desde puestos de comando, de dirección de las bases, en la aplicación de la política de Estado que dirige el camarada Hugo Chávez.

La burocratización de la revolución es un arma que estimula y organiza la contrarrevolución. El despilfarro de medios económicos y fuerzas de la sociedad, es un crimen político, contra el que han votado 12 millones de venezolanos, unos con Chávez y otros en la forma por Capriles pero que de fondo nada tienen que ver con él.

El proceso revolucionario venezolano es la realidad de esta etapa de la historia, en todo el mundo. Como el triunfo de Chávez es de toda la humanidad, de su conciencia social.

Las masas trabajadoras, campesinos, obreros, petroleros, mineros, artesanos, mujeres y hombres, jóvenes de todo el país han decidido en mayoría electoral como aplastantemente en forma social, continuar el camino al socialismo. Por ello no hay vuelta atrás. El Plan del Imperialismo y sus lacayos internos será la contrarrevolución, pero con quién contarán para ello? Cuál es la fuerza que asuma esa responsabilidad, o tarea macabra?: la clase media y sus variantes; los empresarios y financieras que hacen pingües ganancias a pesar del proceso revolucionario; la burocracia administrativa del Estado; los que se suben al portaviones que se llama Chávez, para sacar tajada desde adentro; la genuflexa clase política que se pone la camisa roja pero piensan amarillo.

Para destruir esta amalgama de sectores y factores que existen y existirán mientras esté vivo el capitalismo, hay que desenvolver más revolución, como dice Chávez. Hay que PROFUNDIZAR LA REVOLUCION CON ORGANISMOS EJECUTIVOS CON LA DIRECCIÓN DE LAS BASES ORGANIZADAS POLITICAMENTE. Con la independencia de los sindicatos, pero sobre la base de la DEFENSA INCONDICIONAL DEL PROCESO REVOLUCIONARIO Y SU GOBIERNO. Con la necesaria discusión nacional desde abajo con la intervención de los 29.278.000 venezolan@s. Que los partidos integrantes del Frente del Polo Patriótico vayan en la construcción del Partido Único de la Revolución Socialista, con amplia democracia interna y derecho de tendencias, con publicaciones, etc. pero también EN LA DEFENSA INCONDICIONAL DE GOBIERNO REVOLUCIONARIO. Todo lo demás es ser parte de la fracasada política de los “escuálidos” de los “majunches” de política y personajes que poco y nada tienen que ver con el pueblo y su historia.

Por ello el triunfo electoral actual es social y políticamente revolucionario y será, con la conducción del camarada Hugo Chávez y su equipo de gobierno el que va a enfrentar y resolver las necesidades que plantee de ahora en más el Curso de la Revolución Permanente Venezolana, como la actual Etapa de Transición del Capitalismo al Socialismo en el desarrollo del ESTADO REVOLUCIONARIO VENEZOLANO.

León Cristalli, director de la revista Internacional “Conclusiones”.

Programa de la Patria

(Formulado por Hugo Chávez durante la reciente campaña electoral, repartido por millones en toda Venezuela y, para nosotros, es el Programa del Pueblo)

Grandes Objetivos Históricos, nacionales, estratégicos y generales:

1- Defender, expandir y consolidar el bien más preciado que hemos reconquistado después de 200 años: La Independencia Nacional.

2- Continuar construyendo el Socialismo Bolivariano del siglo XXI en Venezuela, como alternativa al modelo salvaje del capitalismo y con ello asegurar la “mayor suma de seguridad social, mayor suma de estabilidad política y la mayor suma de felicidad”, para nuestro pueblo.

3-Convertir a Venezuela en un país potencia en lo social, lo económico y lo político dentro de la gran potencia naciente de América Latina y el Caribe, que garanticen la conformación de una zona de paz en nuestra América.

4-Contribuir al desarrollo de una nueva geopolítica internacional en la cual tome cuerpo mundo multicéntrico y pluripolar que permita lograr el equilibrio del universo y garantizar la paz planetaria

5-Contribuir con la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana.

A la Batalla de Carabobo y a la victoria de la Patria Socialista

Viernes 02/11/2012 Charla Debate en el local del POR Posadista
Comunicado de Unidos y Organizados