TODOS A LA MARCHA Y ACTO DEL 21 – FEBRER0 – 2018

POR Posadista

Manifiesto del P.O.R.  (POSADISTA) ARGENTINO

TODOS A LA MARCHA Y ACTO DEL 21 – FEBRER0 – 2018

1) PARA SACAR AL PAÍS DE LA INMOVILIDAD GOBERNANTE  IR A UNA REBELIÓN PRODUCTIVA CON REBELIÓN SOCIAL DERROTANDO LA  SINIESTRA  POLÍTICA DE AHOGO  CONTRA EL MOVIMIENTO OBRERO, LOS SINDICATOS, LA CGT/CTA

2) “SÍ HAY 2019”, CON PERONISMO REVOLUCIONARIO MILITANTE BASADO EN ALIANZA CON LOS SINDICATOS, CORRIENTE FEDERAL, CGT/CTA y POLÍTICA DE PODER

3) POR LA LIBERTAD DE TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS, SINDICALES

4) NO A LA PAZ DE LOS CEMENTERIOS DEL MACABRO MACRISMO

5) POR LA REINCORPORACIÓN DE TODOS LOS DESPEDIDOS Y  SUSPENDIDOS

6) POR LA DISCUSIÓN DE LOS PROGRAMAS DE LA FALDA Y HUERTA GRANDE Y LOS 150 PUNTOS DEL 2003 DE LOS RODRIGUEZ SAÁ

Vivimos el fracaso de la política oligarca privatista imperialista extranjerizante anti Estado Nacional que desde hace 26 meses, y ya pasado la mitad de su mandato constitucional, lleva adelante un gobierno conservador que navega entre el populismo de derecha de Macri y Su Combo de CEOs que para sostenerse ante el fracaso NACIONAL E INTERNACIONAL DEL PROMOCIONADO “Cambio-PRO” utilizan tanto la “zanahoria como el palo” como política ambivalente. Pero no le alcanza para derrotar la seguridad social en la defensa y lucha por las conquistas alcanzadas -en particular en los 12 años del kirchnerismo- que hace la inmensa mayoría de la población, y por eso ha entrado en una fase de disgregación interior: nada de lo que prometió electoralmente cumplió a una precoz burguesía industrial y financiera dependiente de la inversión externa pero con clara conciencia de clase explotadora que aún lo sostiene, como a una desgastada capa social que pensó que las conquistas sociales con un mejor nivel de vida no podían ser involucionadas por un gobierno que le mintió y lo sigue haciendo y lo votó, aunque sean minoría real socialmente.

Por eso cuando desde las butacas del Teatro del Cinismo el Sr. Marcos Peña dice: “Muchachos, eso no va más'”, no es demostración de fuerza, sino de quienes no pueden hacer otra cosa que seguir mintiendo y “ganando tiempo” porque en realidad no les queda otra política para imponerse tras un sibilino miedo social estimulado desde la Rosada. En esta etapa transitoria se van a concentrar las fuerzas por el lado del sistema que va a recurrir a todas las artimañas desde “el palo y la zanahoria” al populismo de derecha incluso la dictadura civil abierta por un lado; como por el lado de la inmensa mayoría de la población buscando eliminar los factores  que impiden la UNIDAD SOCIAL-POLÍTICA Y PROGRAMÁTICA cuando están todas las condiciones para ello. Y planteamos que al ser la disputa DEL PODER lo que está de fondo en la cuestión, este curso también se va a llevar puesta a todas las “burocracias, oportunismos, personalismos, individualismos, protagonismos y sectarismo” que desde los partidos y la política, como los sindicatos, son la traba, el freno a esa UNIDAD que se está dando ya en la conciencia Y LA OPINIÓN SOCIAL. Hay que salir del oportunismo feroz que es someterse al poder presente pensando en migajas y acomodos para volver a la lucha de clases que está inserta en el ADN de toda la clase trabajadora porque de lo que se discute es una política de poder camino a construir una NUEVA SOCIEDAD.

La Carta y Programa de Mar del Plata es la base y expresión activa de la Movilización del 22/2/2018. Es la reacción no solo necesaria sino imprescindible para organizar la respuesta social-productiva a la PARÁLISIS ECONÓMICA DEL MACRISMO, que llegó diciendo que superaba la “inflación” y a más de la mitad de su mandato ha acumulado, 42+27 = 69%, pasando largamente  sus “pronósticos” pre electorales.

En este curso NADA TIENEN QUE VER LOS PROBLEMAS O NO QUE TENGAN DIRIGENTES SINDICALES CON UNA JUSTICIA que además NO HACE JUSTICIA como LOS MUESTRA la PRISIÓN SIN CONDENA ALGUNA de los compañeros Milagros Sala, Julio De Vido, Carlos Zannini, Luis Ángel D´Elia, Fernando Esteche, entre otros. y  en particular, y haciendo un HOMENAJE A LOS 44 MIEMBROS DE LA TRIPULACIÓN DEL A.R.A. SAN JUAN que en nuestro pensamiento son, como los soldados de Las Malvinas y del Crucero Belgrano, parte de los 30 mil desaparecidos por una dictadura ahora abiertamente “cívica”, que quiere reinstalarse entrando por la ventana del edificio del país. Todo un curso que es sin duda parte natural de la lucha de clases, y a la que como solía recordar Hugo Chávez “quien quiera oír que oiga y quien quiera ver que vea”. Esa es la realidad que sí deja en claro que lo que se está desenvolviendo en el país no es una controversia entre un gobierno que se equivoca sino entre un PROYECTO Y PLAN DE EJECUCIÓN para querer revertir a hace 130 años el CURSO DEL PROGRESO DE LA HISTORIA DEL PAÍS y la lucha de un pueblo por sus derechos democráticos y sociales pero que no hace una resistencia que negocia y acepta las condiciones del enemigo de clase basado en una tibia oposición oportunista.

Por esa razón como hemos planteado en un Editorial de Voz Proletaria, (ver página www.cuartainternacionalposadista.org )  nuestro ininterrumpido órgano oficial desde 1947, “MACRI TIENE RAZÓN no puede hacer otra cosa para INTENTAR SALVAR AL SISTEMA CAPITALISTA”, como en Brasil Temer, o Peña Nieto en México, Santos en Colombia, etcétera. Entonces de lo que se trata no es de cotejar o implementar planes de desarrollo del país como mentirosamente se presenta mediáticamente sino de REVERTIR TODAS LAS CONQUISTAS SOCIALES DE TODA LA POBLACIÓN y por esa razón sus Tres Pilares son La Reforma Jubilatoria, la Reforma Laboral y la Tributaria en la en esta última se beneficia claramente al poder concentrado del capital nacional y extranjero.

Entonces el acto del 22/2/2018 no es la defensa corporativa de dirigentes sindicales sino de los DERECHOS SOCIALES, HUMANOS, ECONÓMICOS de toda la población. Y la respuesta viene por el lado más directo de los trabajadores SUS SINDICATOS, LA CGT/CTA, LA CORRIENTE FEDERAL, LAS REGIONALES,  COMISIONES INTERNAS, CUERPOS DE DELEGADOS, en momentos en que ha empezado a expresarse la disgregación social del gobierno.

Pero también incorpora a los sectores medios de la producción, a las PIMES, de la ciudad y el campo. De la clase media que comienza a sentir lo que es la naturaleza y estructura de este programa RESTAURADOR DEL TRABAJO BARATO Y LA VIDA SELECCIONADA como era hace 130 años del capitalismo europeo y en que se basó éste para superar su contradicciones, aunque no pudo impedir La Comuna de Paris, el Primero de Mayo y el levantamiento en Chicago en los EEUU, la Revolución Mexicana, ni la Rusa de octubre de 1917. Mientras en Argentina en enero de 1919 se producía el salvaje asesinato de trabajadores que quedó en la historia Argentina como “La Semana Trágica”, que éste gobierno en una “Democracia Vigilada” con una política cínica de “pegar” y al mejor estilo del cinismo decir al mismo tiempo “Yo no fui” va en ese mismo camino.

Esto es, en nuestra opinión, de lo que se está desenvolviendo en el país y parcialmente en la región y por esa razón no se puede enfrentar divididos y sin un claro programa de la clase obrera, que además existe y es bandera del progreso histórico por arriba de dictaduras abiertas  o seudo democracias vigiladas, y ellos son los programas de LA FALDA(1957) y HUERTA GRANDE (1962), como también los 150 puntos del programa electoral de los Rodríguez Saá de 2003, que incluso fuera desenvuelto parcialmente por el kirchnerismo.

HAY UN CURSO DE LUCHA SOCIAL Y LA NECESIDAD DE LA UNIDAD POLÍTICA Y PROGRAMÁTICA. EL ACTO DEL 22/2/2018 ES UN PROGRESO

De la misma manera que es legítimo en la lucha electoral que se avecina el plantear: “SÍ HAY 2019” que desde San Luis plantean los compañeros Rodríguez Saá, propuesta de acción política que APOYAMOS como ya lo hicimos en el 2003 con su Programa de los 150 puntos (ver Voz Proletaria 1515/16) y que hoy vuelve a ser parte de la necesaria discusión política y programática acerca del peronismo como factor revolucionario del curso de la historia del país,  pero recordando el pensamiento y análisis de J.Posadas hace 70 años, decimos que NO HAY PERONISMO SIN LOS SINDICATOS  que es la base que le permitió subsistir y ser el principal factor del progreso social por el peso y la decisión del movimiento obrero que es en sí misma una FÓRMULA SOCIAL que rompe todos los estigmas que crea en la sociedad dividida en clases el sistema capitalista.

La experiencia que dejan estos 73 años de lucha social ininterrumpida en que el peronismo de los trabajadores, de las bases que hacen con su fuerza de trabajo el PBI y la Renta Nacional, es clara y por ello vuelve una y otra vez lo que denominamos genéricamente como peronismo de masas que es lo que lo ha sostenido ante la claudicación una y otra vez, como ahora los Urtubey y Cía, que no es otra cosa que la clara conciencia de la clase trabajadora que no claudica ni entrega sus luchas sociales.  

El mismo Perón planteó que el sistema capitalista aportó a la ciencia y la técnica durante los Siglos XIX y XX pero luego viene el “Socialismo” como una nueva sociedad que se desarrolla en todo el mundo poniendo ejemplos desde la URSS y África hasta Dinamarca. Eso decía Juan Domingo Perón en su intervención video grabada (1973) acerca de “JUSTICIALISMO, Socialismo y Capitalismo”. Y este pensamiento y sentimiento es lo que el movimiento obrero peronista se hizo hueso y carne en sus luchas siempre inquebrantable “Combatiendo al capital”. J.Posadas lo definió allá por 1947 como el curso social del peronismo comunista de la clase obrera.

Entonces desde el peronismo no es mucho lo que hay que discutir acerca de qué sociedad es la que debe desenvolverse como política social y económica el país. Y esa fue parte de la política que se implementó en primera instancia durante el gobierno de Néstor Kirchner y luego se continuó con Cristina Fernández de Kirchner esencialmente en una delicada combinación de medidas al interior nacionalistas populares con progresos en el nivel de vida de la población trabajadora  y en defensa del desarrollo industrial del país beneficiando también a los bancos y el poder financiero. Pero el kirchnerismo en particular desarrolló una política Regional e Internacional progresiva que, enfrentando los intereses de las trasnacionales imperialistas, hizo alianzas con los cursos sociales populares y revolucionarios de Brasil, Uruguay, Venezuela, Cuba, Nicaragua, Bolivia, Ecuador, etc. en la región latinoamericana, y en la apertura a la inversión de Rusia, seudónimo actual de la URSS, como con China Popular, más la India y Sud África en el BRICS. Y esto es lo que hay que discutir en la Unidad del Peronismo como factor del progreso del país.  Porque como decía Perón, la verdadera política del gobierno de un país es la Internacional porque enfrenta el imperialismo que nos quiere dominar.

El país, su sociedad, está entrando en un debate inmenso que no aparece orgánicamente porque las direcciones en general hesitan de asumir la responsabilidad de encabezar el curso. Somos defensores de la democracia y la República. Pero para que éstas funcionen debe haber una Nueva Constitución. Y ello no es “tirar piedras” aunque sean “envueltas en papel del Manifiesto Comunista” (LC/2012) o pregonar un programa general correcto sin una política de aplicación concreta, que es ver que no hay crecimiento sostenido de los compañeros de la izquierda, FIT, etc.,  sino hay una política que sepa medir correctamente el curso y esencialmente la aplicación concreta del programa; sino se queda en la denuncia de lo obvio o la sorpresa tonta de constatar el cinismo de la clase gobernante. Y ello en nuestra opinión, pasa por no quedarse en las limitaciones del parlamento de esta democracia vigilada, sino y fundamentalmente en la necesaria y orgánica deliberación social en la sociedad, en los Barrios, Comunas, Sindicatos, Universidades, en los pueblos del Interior y sus economías regionales, en los Colegios Profesionales sustituidos por extranjeras trasnacionales, como a las Fuerzas Armadas que están viendo y viviendo SU DESMANTELAMIENTO COMO FUERZA para pasar a ser solo un brazo policial de la política represiva y parte de LIQUIDACIÓN DEL ESTADO NACIONAL, y al mismo tiempo INSTALAR  BASES DE LA OTAN no solo como actualmente en Las Islas Malvinas, sino en el Antártico y Territorio Continental Argentino.

LA UNIDAD SINDICAL Y LA PERSPECTIVA POLÍTICA DE LA CLASE OBRERA

No hay salida “sindical” a la crisis del país, sino tiene en su estructura base una política y programa para sacar al país del atraso y la inmovilidad del macrismo conservador. Por eso la permanente rediscusión del papel del “peronismo” y el desarrollo del país desde un Gobierno Nacional, Popular, Democráticamente Revolucionario es la tarea central en que debe basarse la UNIDAD SINDICAL desde el piso de UNA CENTRAL ÚNICA QUE UNIFIQUE EN SU SENO AL INTERÉS DE TODOS LOS TRABAJADORES DEL PAÍS. Y existe Programa y Política surgido desde la clase obrera, campesina, medianos y pequeños productores, que encaren esta tarea. La Falda y Huerta Grande es un piso para la discusión para adaptarlos a este TIEMPO Y ESPACIO actual en que el SINCERAMIENTO DEL CURSO nacional y mundial, tanto se traga direcciones como eleva nuevas.

Entonces hay que romper con una concepción atrasada del papel del sindicalismo para unir en base a un Programa Común que es el de todo el país, y no vegetar con experiencias que por sí solas no pueden avanzar y jugar el papel que quieren o pretenden. Y hacemos un llamado por ejemplo a la Corriente Federal donde está Sergio Palazzo que desde el gremio bancario en un país que depende de especulación financiera y la inversión extranjera, tienen un arma importante para golpear al sistema, a Víctor Santa María (SUTERH), al “Barba” Gutiérrez (UOM), a Omar Plaini (Canillitas), a las regionales de la CGT y aliados de varias provincias del país, al Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA), etc., de la misma manera a las tres CTA a jugar una función central desde su base de trabajadores del Estado ser una herramienta de doble poder y control sobre éste.

Ese es el eje de la movilización y acto del 22/2/2018 y del que quiere desviar la prensa mediática del sistema y gobierno que necesita atomizar los sindicatos y romper su función estratégica en defensa de los derechos de los trabajadores. Por eso hacen “denuncias” y el Poder Judicial va dinámicamente contra personajes que hasta ayer incluso les eran funcionales. Y como lo harán contra los que hoy se bajan los pantalones y las polleras ante el poder de la clase dominante en la economía y el estado, por ahora.

Dirección Nacional del Partido Obrero Revolucionario (Leninista-Trotskista-Posadista) de Argentina. E.R., 6-2-2018

Fragmentos programa del Movimiento Obrero Argentino en La Falda, agosto 1957

-Control estatal del comercio exterior sobre las bases de la forma de un monopolio estatal. -Liquidación de los monopolios extranjeros de importación y exportación. -Control de los productores en las operaciones comerciales con un sentido de defensa de la renta nacional…

-Política energética nacional; para ello se hace indispensable la nacionalización de las fuentes naturales de energía y su explotación en función de las necesidades del desarrollo del país…

-Control centralizado del crédito por parte del Estado, adecuándolo a un plan de desarrollo integral de la economía con vistas a los intereses de los trabajadores. -Control obrero de la producción y distribución de la riqueza nacional, mediante la participación efectiva de los trabajadores en la elaboración y ejecución del plan económico general, a través de las organizaciones sindicales; participación en la dirección de las empresas privadas y públicas, asegurando, en cada caso, el sentido social de la riqueza; control popular de precios.

-Fortalecimiento del estado nacional popular, tendiente a lograr la destrucción de los sectores oligárquicos antinacionales y sus aliados extranjeros, y teniendo presente que la clase trabajadora es la única fuerza argentina que representa en sus intereses los anhelos del país mismo, a lo que agrega su unidad de planteamientos de lucha y fortaleza. -Entendimiento integral (político-económico) con las naciones hermanas latinoamericanas.

Programa del Movimiento Obrero Argentino en Huerta Grande, junio 1962

1.Nacionalizar todos los bancos y establecer un sistema bancario estatal y centralizado. 2.Implantar el control estatal sobre el comercio exterior 3.Nacionalizar los sectores claves de la economía: siderurgia, electricidad, petróleo y frigoríficas. 4.Prohibir toda exportación directa o indirecta de capitales. 5.Desconocer los compromisos financieros del país, firmados a espaldas del pueblo. 6.Prohibir toda importación competitiva con nuestra producción. 7.Expropiar a la oligarquía terrateniente sin ningún tipo de compensación. 8.Implantar el control obrero sobre la producción. 9.Abolir el secreto comercial y fiscalizar rigurosamente las sociedades comerciales. 10.Planificar el esfuerzo productivo en función de los intereses de la Nación y el Pueblo Argentino, fijando líneas de prioridades y estableciendo topes mínimos y máximos de producción.

Fragmentos del programa electoral de Adolfo Rodriguez Saá, marzo 2003

Entre las “100 medidas para cambiar el país” del MNyP (Movimiento Nacional y Popular) se impulsará un plebiscito para que los ciudadanos decidan si se debe remover a la Corte Suprema; se propone rediscutir la deuda externa y repudiar los montos que no hayan sido contraídos por el Estado argentino, cancelar “cualquier obligación contraída por la gestión Duhalde”, crear una empresa nacional de hidrocarburos y otra de ferrocarriles, revisar los contratos de las privatizadas y obligar a los bancos a devolver los ahorros “con las garantías patrimoniales o las garantías personales de sus propietarios. Remitiremos al Congreso una ley para tratar la deuda externa, impulsando acciones civiles y penales e indemnizaciones por daños y perjuicios contra los que saquearon el Estado”.

 

EDIT@RIAL Voz Proletaria 1619, Enero de 2018