CONVOCATORIA REVOLUCIONARIA EN VENEZUELA

Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela convoca su presidente, Nicolás Maduro, a: “Una Asamblea Nacional Constituyente, originaria, plenipotenciaria, constitucional, para enfrentar y encarar esta situación, y encausar una solución verdadera, democrática, libre y definitiva” 1 de Mayo de 2017.

Declaración del Buró Latinoamericano de la IV Internacional (Leninista-Trotskista-Posadista)  1 de mayo de 2017

CONVOCATORIA REVOLUCIONARIA EN VENEZUELA:

LOGRAR “LA PAZ”, A 28 AÑOS DEL CARACAZO, 25 DE 4F, 18 DE GOBIERNO BOLIVARIANO REVOLUCINARIO, VENEZUELA VA A UNA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE ORIGINARIA, PLENIPOTENCIARIA Y CONSTITUCIONAL EN CAMINO A UNA NUEVA SOCIEDAD SOCIALISTA

Apoyamos la decisión del gobierno revolucionario constitucional del camarada Nicolás Maduro al convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, originaria, plenipotenciaria, constitucional. Es una potestad del pueblo y gobierno venezolano el convocar a la Asamblea Constituyente invocando y aplicando el Titulo IX de la Reforma Constitucional, Capitulo III y los artículos 347/348/349/ y 350 de la Constitución Bolivariana de 1999 como herramienta legal para resolver el conflicto de intereses que se debate en el país.

Es la aplicación, desde un gobierno surgido del pueblo y sostenido durante 18 años a la fecha por la inmensa mayoría social y en particular de los trabajadores en todas sus formas como de los que la IV Republica tenía en la marginación social, sinónimo de hambre y miseria.

En este curso es tan necesario como digno, recordar la lucha que el pueblo realizó en las calles de Caracas y gran parte de Venezuela en febrero de 1989 contra la aplicación del Plan Económico neoliberal del “consenso de Washington” del gobierno de Carlos Andrés Pérez, como de la importancia tan central como vital a su historia libertaria y de lucha de clases que realizase el 4 de febrero de 1992 con el levantamiento militar encabezado por el Comandante Hugo Chávez Frías y lo mejor de las fuerzas armadas junto a organizaciones políticas, sociales, sindicales y culturales, que a pesar de un supuesto “fracaso militar” cambió para siempre el curso del país y su historia posterior con el primer gobierno bolivariano en 1999 y la presidencia de Hugo Chávez Frías ganador claro en las elecciones de diciembre de 1998; eso mostró que no había habido derrota alguna el 4F de 1992, como así lo analizamos en su oportunidad, tiempo y espacio de ese momento, y que por el contrario “esta acción ha conmovido a la burguesías y el capitalismo del mundo y América latina en particular (LC 6/2/1992).

Pero ese era y es el camino que una mayoritaria parte del pueblo decidió como comenzó a definir el curso renovado revolucionariamente de su propia historia, la que está compuesta por  líderes de la resistencia indígena como Guaicaipuro a los libertadores jacobinos como el Gral. Francisco de Miranda y Simón Bolívar, Antonio José de Sucre y por  líderes  populares revolucionarios, como el Gral. Ezequiel Zamora, o Pedro Pérez Delgado “Maisanta”, y la acción de la clase obrera, en particular de la gran huelga del proletariado petrolero el 14 de diciembre de 1936 en adelante. Pero de una Venezuela que su historia de la época venía de gobiernos como el de Cipriano Castro a fines del siglo XIX y principios del XX, o del “pacificador” con el gobierno de Juan Vicente Gómez una dictadura que duró 27 años. El gobierno del Gral. Pérez Giménez de un nacionalismo populista que lo lleva a recibir al Gral. Juan D. Perón en su exilio después de ser derrocado por la revolución oligárquica, clerical de derecha en 1955.  Del curso que surge después de derrocado el 23 de enero de 1958, Marcos Pérez Giménez con el levantamiento social que va desde el centro a la izquierda política pero terminará en el “Pacto de Punto Fijo” y el reparto del país con la IV República en que se apoyarán sucesivos gobiernos entre 1958/99, el socialcristianismo y la socialdemocracia navegando en aguas contradictorias al curso que se venía desenvolviendo en el país y el mundo.

La rebelión de 4F de 1992, venía coronada de otros levantamientos militares, navales, como el “portenazo” o el  Carupazo, con fuerte influencia radical de izquierda en sus filas. Los bolivarianos, y en particular Hugo Chávez son expresión genuina de una construcción social que desde abajo presionaba por romper el cerco imperialista-oligárquico que dominaba la economía de un país enormemente rico por su potencial petrolero, minero al que debía desarrollarse “sembrando el petróleo” como dijera ya en 1936 el político e historiador Arturo Uslar Pietri en momentos que se producía la gran huelga del proletariado petrolero. Había que desarrollar el país y en él el papel de los trabajadores sería fundamental, sin exclusión alguna, pero basado en el poder creativo y constructivo de la clase que produce la riqueza de cualquier nación: Los trabajadores.

LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE NACE COMO CHÁVEZ DE LA HISTORIA DE LA LUCHA DE CLASES EN VENEZUELA 

Nuestro apoyo a la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente originaria, y popular por su forma directa y por método de elección como también DEL PAPEL DE LA PRODUCCIÓN EN LA SOCIEDAD, lo hemos querido exponer en forma muy sintética de lo que hace a la historia de Venezuela reciente de más de un Siglo aquí, porque entendemos que esta medida política con la creación de un NUEVO ESTADO, pasa inevitablemente por el balance de todo lo anterior. Como lo dijo históricamente el camarada Hugo Chávez cuando juró en 1999 “ante esta moribunda IV República” e inmediatamente convocó a la Constituyente para refundar el país que dará nacimiento a la V República y su Constitución Bolivariana.

Ahora lo que se desenvuelve en Venezuela no es cosa cosmética, superficial, liviana en la superficie del proceso político y social del país SINO QUE, COMO LUCHABA EL Comandante eterno Hugo Chávez Frías, ES LA HORA DE PROFUNDIZAR LA REVOLUCIÓN.

En Venezuela lo que se está pariendo es UNA NUEVA SOCIEDAD. Una creación de su pueblo, lo mejor de él, que como Chávez, y posterior a su perdida física nace como “el chavismo” desde abajo mismo expresando concentrada y concretamente las nuevas relaciones políticas generadas en estos 18 años en la que debe superarse, romper y enterrar toda forma de burocratismo, corrupción, de un Estado que no terminó de cambiarse a sí mismo y que es la base de la contrarrevolución enquistada en el aparato económico, financiero y una parte de la sociedad que no está dispuesta a perder definitivamente los privilegios opresores sobre el 85% de la población que cultivó en esas contradicciones de su historia que antes hemos querido exponer sintéticamente. Un curso en el que, como en la Revolución Rusa de octubre de 1917, está condenado al basurero y en que todo lo viejo debe ir a la tumba de la historia. Que las medidas de una democracia vigilada por el sistema capitalista desde adentro y afuera del país, ya no pueden coexistir con el desarrollo y los enormes avances sociales en el nivel de vida económico, cultural, deportivo, científico, militar que ha desarrollado el país durante estos 18 años de revolución que se ha mantenido democrática, plural y culturalmente profunda, como que ha realizado 19 jornadas electorales en tan corto periodo de tiempo.

Este es el centro político, social y económico real de lo que se está desenvolviendo en Venezuela revolucionaria. En que un pueblo, reiteramos lo mejor de él, su juventud, la mujer como sujetos sociales políticos, están abriendo las puertas anchas de la inteligencia a la razón a ir al fondo de la cuestión histórica. Y ella es en nuestra opinión, en la necesidad imprescindible e irreversible de construir, inclusive desde lo constitucional, una NUEVA SOCIEDAD que elimine la razón del sistema capitalista para sustituirla por la vía democráticas de una verdadera democracia social como revolucionaria de la nueva sociedad SIN EXPLOTADOS NI EXPLOTADORES. Y por eso esta resolución de los camaradas del gobierno venezolano se produce no por casualidad, sino causalidad, un 1ro de mayo de 2017.

En este 2017 en que festejamos los 100 años de la Revolución Rusa, de la construcción del primer Estado Obrero que funcionó con los Soviets como organismos de poder de los trabajadores y el pueblo todo. Donde los Sindicatos mantuvieron su independencia de clase a pedido de V.I. Lenin, genio de la historia, y que permitió la más amplia democracia social en medio de la contrarrevolución interna de la Rusia zarista y las bandas asesinas blancas, como de las invasiones imperialistas del Entente, e incluso que supo avanzar por sobre la idiota sublevación de los anarquistas, de La Rebelión de Kronstadt, etcétera.

Ahora en Venezuela, Cuba, Nicaragua, Bolivia etc., la unión antiimperialista en la construcción de la nueva sociedad se hace elevando la vida política social y organizando un amplio frente único que permita ganar el tiempo para construir el camino a un Socialismo que no puede desarrollarse en un solo país, sino como parte de la unidad de clase de los gobiernos y pueblos en una misma lucha. Viendo al mismo tiempo que el imperialismo, deshilachado desde adentro, añorada y perdida su “hegemonía unipolar”, va a tratar de seguir siendo el factor económico y logístico contra los países en curso de liberación como Venezuela. Pero como se ve claramente en que el pueblo norteamericano no está ausente de lo que pasa en su país y el mundo. Que el proletariado norteamericano ve y aprende de las crisis, las burbujas financieras, las guerras de desgaste que se llevan lo que ellos producen, etc. Les son problemas comunes a resolver junto a los pueblos del mundo. Y por eso utilizando una herramienta no natural ni de su clase explotada, de los Mártires de Chicago, pusieron en La Casa Blanca a un sector de la burguesía norteamericana que quiere volver a los principios de la formación de los EEUU y eso va contra la etapa imperialista, financiera-industrial-militar del “círculo rojo” en los EEUU, es decir lo que detentan realmente el poder y no La Casa Blanca. Que no son “fascistas” porque éstos fracasaron; el imperialismo históricamente liquidó al fascismo porque es una forma “superior pero última del capitalismo (V.I.Lenin)”.

Esto está en el fondo, y cada día más en la superficie de la cuestión de intereses de clases que se está resolviendo ahora en Venezuela. Es una condición objetiva del país donde el sujeto histórico es el chavismo revolucionario. Es en base a una estructura horizontal democrática totalmente participativa social y poder de decisión conque debe funcionar una objetiva dictadura proletaria que es la única garantía real del progreso del país. Recordemos a V.I. Lenin, L.Trotski y los Bolcheviques:” TODO EL PODER A LOS SOVIETS!!, que ahora el camarada Nicolás Maduro da a la convocatoria de la asamblea.

Venezuela no puede comete el error de los camaradas sandinistas en 1990, en la que perdieron el gobierno haciendo unas elecciones a las que ninguna burguesía y sus democracias capitalistas hubieran hecho porque el país, Nicaragua, estaba invadida, saboteada económicamente y la burocracia de los Gorbachov y Yeltsin había abandonado toda ayuda mientras el imperialismo invadía, generaba conflictos internos por desabastecimientos de víveres, remedios, etc. Eso describimos en nuestro análisis publicado entonces “La Soledad de las Urnas”, mientras que en Venezuela, por el contrario, es la intervención de las masas obreras, campesinas, la mujer y la juventud organizadas, las milicias y las FFAA Bolivarianas quienes enfrentan la contrarrevolución en todas sus formas. Situación que ya antes había organizado desde los organismos del Estado imperialista y sus secuaces internos en Chile durante el gobierno de Salvador Allende y la Unidad Popular, y que ahora hacen abiertamente en Venezuela las grandes empresas privadas escondiendo las cosas necesarias para vida de la población.

Entonces, como en Cuba en enero de 1959, en China en 1949, es la dirección política revolucionaria que asume el papel de agente del progreso social por las vías que la lucha de clase ponen en el curso, porque la etapa de la conciliación y los acuerdos entre intereses en conflicto han llegado al punto donde el desarrollo desigual y combinado debe ser superado por el desarrollo de clase y revolucionario.

Venezuela ha entrado en el curso de definiciones en el que, como decía F. Engels “El budín se prueba comiéndolo”. No hay posibilidades de acuerdo ni conciliación con la clase que representan los Capriles y los López y que ya lo mostraron asaltando embajadas (Cuba) haciendo verdadera cacería de brujas contra los dirigentes políticos y sociales del chavismo y la izquierda en general y queriendo imponer a un gobierno de facto con “Carmona El breve” como fue durante el golpe de 11 de abril del 2002 que fue revertido por el pueblo venezolano, y reimpuesto el presidente Hugo Chávez en el Palacio de Miraflores por el soberano en 36 horas.

Ese curso de hace 15 años se ha superado en una parte neurálgica en la población, pero ha permanecido larvado como gusano en el cuerpo social y subvencionado por el imperialismo y el gran capitalismo interior. Es una pequeña parte de la población que no quiere LA PAZ Y EL DESARROLLO SOCIAL COMÚN, pero que no es más del 5%. Una pequeña capa, como la que en Cuba de 1959 se fue a Miami, y que no quiere una sociedad justa, libre, soberana que se base en la armonía de las relaciones humanas y éstas extendidas a la fuerza del trabajo y la producción como norma de vida.

Por eso no es espontánea la acción de las “guarimbas”, del sabotaje alimentario, medicinas, etcétera, sino una política construida y organizada por un comando político que tiene por objetivo destruir el gobierno y las conquistas del pueblo e intentar regresar a una seudo democracia formal del capitalismo rentista con una “burguesía que es la más idiota del mundo” (J.Posadas 1979). Esa etapa previa a la que se abrió con el 4F y se solidificó y afirmó en la historia revolucionaria de Venezuela con el primer gobierno de Hugo Chávez y el Polo Patriótico en 1999. Un curso que no pudo ser destruido a pesar de todos los errores a superar desde ese año, como decía el Comandante Hugo Chávez, y que se cimentó en LA UNÓN INDIVISIBLE DE LAS FUERZAS ARMADAS Y EL PUEBLO TRABAJADOR.

EL PAPEL DE LAS COMUNAS, LAS MISIONES, SINDICATOS Y PARTIDOS DE LA REVOLUCIÓN

En este curso es que hay que ABRIR TODAS LAS PUERTAS Y VENTANAS DEL EDIFICIO DEL ESTADO ACTUAL. Romper con la “transitoriedad” del curso actual-como venimos planteando al gobierno revolucionario-, y avanzar volviendo sobre las mejores faces de un curso que encabezó Hugo Chávez y luego se afirmó en el pueblo y continúa con el gobierno de Nicolás Maduro y los camaradas civiles y militares que son la estructura de ese edificio inmenso sin techo que significa luchar por una nueva sociedad. 

Nosotros planteamos a la dirección revolucionaria de Venezuela, extraer las conclusiones de toda esta etapa de lucha social, de clase y revolucionaria, que en forma permanente están llevando el pueblo y gobierno. Y de ello avanzar sobre la necesidad de profundizar la participación desde las Comunas, Misiones, Sindicatos y los Partidos de la Revolución, del Polo Patriótico. Y en ello ver la experiencia de los 7 primeros años de la Revolución y el Estado Soviético en Rusia. Que fueron los soviets y el Partido Único de la Revolución Socialista en su funcionamiento con la democracia interna más profunda, como socialmente que esta realidad orgánica sea la de una NUEVA DEMOCRACIA SOCIALISTA PLENA.

Ello será el soporte para la nueva economía basada en la propiedad comunitaria, cooperativa, mixta, estatal en lo que hace a los servicios de necesidad pública, y los fundamentales en la producción y distribución de alimentos, medicinas, etcétera todas empresas bajo control de los trabajadores. Generando una economía media de producción en pequeñas y medianas empresas incorporando a los empresarios con capacidad productiva a esta tarea bajo control de los trabajadores y el Estado Revolucionario.

Ello va a superar, en nuestra opinión la transitoriedad de esta ya larga etapa de 18 años donde se buscó que el sector capitalista se integrara a la producción y la productividad y no al sabotaje al país, como lo han venido haciendo.

Hay que organizar LA NUEVA ECONOMÍA SOCIAL Y EL SOCIALISMO DONDE EL SUJETO ES LA POBLACIÓN Y NO EL CAPITAL.

LOS CÍRCULOS BOLIVARIANOS INTERNACIONALISTAS, que fundamos y organizamos en varios países del mundo, deben jugar este papel dinamizador de éste curso construyendo un apoyo indestructible de los pueblos de América latina y el mundo con este progreso de la revolución venezolana, bolivariana y socialista. De la misma manera que en febrero de 1990 organizamos los Comités de Defensa de la Revolución Cubana lucha de clase y política que sostenemos en defensa de la Revolución Cubana, su pueblo y gobierno.

Lo menos importante es lo que digan, protesten o pataleen los organismos del imperialismo, y sus secuaces, sea la OEA, o el FMI. Ellos no tienen ningún derecho, ni asidero, para inmiscuirse en las decisiones soberanas del pueblo venezolano y su gobierno.

Por ello es que llamamos a Rusia de base soviética y su gobierno de Vladimir Putin, a la República Popular China, a Vietnam, a Cuba Revolucionaria, Nicaragua, Ecuador, Bolivia, etcétera, a los pueblos del mundo a apoyar esta revolucionaria convocatoria del Gobierno del camarada Nicolás Maduro y el equipo revolucionario. Es necesario el apoyo político, social y material al pueblo y gobierno venezolano que está dando una dura batalla para salir de una etapa de transitoriedad y pasar a la construcción de un Estado de Transición.

Apoyamos la designación del camarada Elías Jaua al frente de esta Comisión Organizadora, y el equipo resuelto. Como apoyamos absolutamente el sentido de la AMPLIA CONVOCATORIA SOCIAL PARTICIPATIVA con PODER DE DECISIÓN EN CUANTO A LA NUEVA CONSTITUCIÓN QUE DEBERÁ RESOLVER EN LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE.

Ese es el camino A LA PAZ verdadera en Venezuela.

Apoyamos la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, originaria, plenipotenciaria, constitucional!!

Por la organización de un FRENTE ÚNICO ANTIIMPERIALISTA MUNDIAL!!

El pueblo y gobierno de Venezuela, Bolivariana, Chavista, Socialista triunfará!!

El Buro Latinoamericano (B.L.A.) de la IV Internacional (Leninista-Trotskista-Posadista). E.R.

1 de mayo de 2017.

Matheu 76 / (1082) Ciudad de Buenos Aires, Argentina – (05411) 4952.3623

Guayabo 17631, Montevideo, – (09582) 903-2426 – Charrúas 933, Paysandú, R.O. del Uruguay

Caixa Postal 4544 CEP 70919-970, Brasilia, DF, Brasil

León Cristalli: "La sociedad adelantó de hecho las elecciones de Octubre de 2017"
Trump es la crisis de EE.UU en un mundo en revolución II
  • Leon Cristalli

    El curso socialmente revolucionario en Venezuela, Bolivariana, Chavista y Socialista ha entrado en una nueva fase de una etapa que se viene abriendo, si descubrirse aun del todo POR AHORA, de 1992 con el 4F swl levantamiento militar-civico que encabezado por Hugo Chávez “conmovió las bases del sistema capitalista en Venezuela pero también hizo temblar a las burguesías del mundo” (LC 5/2/1992). Ahora este curso se profundiza volviendo a principios del curso pero al mismo tiempo enriqueciéndose se toda las etapa ya desenvuelta. La Constituyente, el Referendún y profundizar la actual Constitución de la V República, era por lo que lucho el camarada Higo Chávez hasta el último aliento de su hermosa vida. Fundar la V Internacional fue otro de sus luchas que quedan pendientes de concretar aunque los pueblos, y en especial en la Rusia de base soviética ya lo están aplicando. Adelante pueblo y gobierno de Venezuela Revolucionaria, Bolivariana, Chávista y Socialista.!!. (LC)