Al compañero Lucas

lucas

A Lucas Menghini, asesinado el 22 de febrero de 2012:

Hijo, acabo de escuchar tu canción que dice, analiza, habla y piensa del mundo en que vivimos. “Hey, Hola” humano mundo llamas la atención en tu simpático y profundo poema que nutre con letra la música.

Lucas, hermano trabajador, hijo, compañero, camarada trabajador, ibas al “laburo”, como otros 50 más como vos asesinados y 750 heridos, en ese destartalado tren asesino de TBA que se estrelló porque no tenía “bien los frenos” cuando llegaba a la Estación Once.

No murieron por un “accidente” sino por una negligencia criminal innata al sistema que así lo organiza el poder del empresario capitalista, que se valora a sí mismo y no la vida en todas sus formas. Es así una expresión más del sistema capitalista, que te arrebató la vida. Ellos están en la vereda del frente del progreso social midiendo la vida con la vara de la acumulación financiera, y en dólares. Son los mismos que entregan el petróleo, la minería, la pesca, el agro, los ríos, montañas y valles, las Islas Malvinas, a la voracidad imperialista, sea inglesa o yanqui.

Hemos visto el homenaje que tu familia, tu padre -desde el Canal 7 del estado- te hizo poniendo al aire una canción tuya como cantautor del pueblo. Y se nos partió el alma Lucas. La letra dice lo que los jóvenes del mundo están viviendo de cara a una sociedad sin futuro como un pasado oscuro de estiércol que no produce vida. Y como dice ese otro compañero tuyo, Alí Primera, desde Venezuela y asesinado por el sistema en otro “accidente” de tránsito hace 27 años, cuando cantando habla del imperialismo y lo compara con la mierda, pero agrega que es inferior “porque para algo ha de servir la mierda..”.

En tu retoño de solo 20 años fuiste físicamente destruido, masacrado por un “accidente” generado en las usinas del sistema cada día. Con Alí Primera decimos: A LA MIERDA EL SISTEMA. Desde estas sencillas páginas cantamos, luchamos junto a millones de jóvenes, indignados, anónimos, como otros en curso de organización en todo el mundo que luchan por la libertad del ser humano, la naturaleza y el cosmos, de ese animal que comparas con maestría a nosotros, también animales, y llamas la atención al mundo de la sociedad privada, comercial y egoísta, dura y cruel. Dices “Hey, Hola” y llamas desde tu canción. Lucas no te olvidaremos, cantaremos tu canción con la fuerza de miles de millones de jóvenes que en el país y el mundo están reconstruyendo la sociedad. Un mundo sin explotados ni explotadores. Un mundo de libertad y armonía que tu canción deja claramente establecido sin nombrarlo, EL SOCIALISMO.

De un corazón-conciencia joven, más allá de los años, que te admira y quiere porque sin conocerte te hemos conocido para siempre.

León Cristalli Director de la revista Conclusiones. 25-2-2012

Intervención de análisis y conclusiones luego del discurso en Rosario de CFK el 27-2-2012
EL CRIMEN FERROVIARIO EN LA ESTACIÓN ONCE