En defensa de León Trotsky

LTdeFrente

Publicamos breves reflexiones de León Cristalli, Director de la Revista Conclusiones, a propósito de un articulo publicado en Tiempo Argentino, por Norberto Galasso, en el que exhorta a VOTAR “CONTRA EL ENEMIGO PRINCIPAL”.

 

Estimado compañero N. Galasso, hemos leído con la mayor atención su escrito acerca de don León Trotski y el “seudo izquierdismo” de grupos y/o partidos que se autodenominan “trotskistas” aunque no mucho y públicamente, en un llamado a la reflexión que consideramos excelente y dialéctico trabajo para nosotros, Trotskistas organizados por J.Posadas, parte del Frente Obrero, que desde el mismo 1945 en adelante como tendencia trotskista fuera reconocido como sección argentina de la IV Internacional en el Congreso Mundial de 1948 en París por el Secretariado Internacional resolviendo que el grupo de Nahuel Moreno debía integrarse al POR como militantes. Un partido proletario trotskista que no sucumbió al menemismo de Abelardo Ramos que ciertamente avanzó en sus escritos sobre la historia de América latina buscando un socialismo nacional y termino allí aliado con Menem quizás negando todo lo bueno que hizo en otra etapa, más allá de sus colaboraciones del análisis histórico del curso nacional.

Lo que usted, compañero Galasso, plantea, es para mi un asunto de capital importancia, especialmente como miembro del P.O.R.(Trotskista-Posadista), que en primer número de su periódico permanente publicado en 68 años, aún en dictaduras, hasta ahora, como es “Voz Proletaria” que en junio de 1947 publicó un Editori@l bajo el concreto título: “PLAN QUINQUENAL O REVOLUCIÓN PERMANENTE”, donde se analiza la importancia del curso del peronismo nacionalista antiimperialista, siendo la expresión concreta del pensamiento y la comprensión por J.Posadas y el partido, de lo que significaba el peronismo y su papel revolucionario en la historia, como de “Evita una revolucionaria” calificación de J.Posadas acerca de ella y la lucha de clases, la diferencias del peronismo obrero y el burgués, etcétera.

Por todo ello, y mucho más que alguna vez hemos conversado con usted compañero Galasso y a quien saludé y saludo por su capacidad intelectual y honradez política, es que APOYAMOS TOTALMENTE SU ANÁLISIS ACERCA DEL PENSAMIENTO DE DON LEON TROTSKI Y LA REALIDAD ACTUAL DEL PAÍS, y que nosotros la incluimos en el mundo utilizando la herramienta del método marxista y del maestro don León Trotski. A través de nuestra prensa escrita como POR (Trotskista.Posadista) y la revista Internacional “CONCLUSIONES” hemos venido apoyando al curso nacional y popular al que impulsamos a ser la transición a una nueva sociedad desenvolviendo un curso y proyecto democráticamente revolucionario desde el 25 de mayo de 2003. Por estas semanas, en medio de múltiples actividades y como miembros del MILES, hemos realizado un llamado a los compañer@s del FIT, etcétera a no ser “funcionales al sistema” al que todos decimos combatir para construir una nueva sociedad. Que, como antes lo han reiteradamente hecho, alejarse del curso central revolucionario del papel del peronismo obrero, proletario, era la mejor manera de hacer el papel de “ultras sin política” al que tanto Lenin como Trotski criticaron en infinidad de textos, como “el izquierdismo, enfermedad infantil del comunismo”.

Concordamos con usted, compañero N. Galasso, en lo que don León Trotski decía acerca del parlamentarismo, el estado etc. y la revolución. Nosotros, fraternal y revolucionariamente como también exige la lucha de clases concretamente críticos, hemos hecho este mismo llamado que usted con su pluma llena de historia nos hace en este artículo, que por ahora (Hugo Chávez), solo podemos brevemente analizar pero fundamentalmente APOYAR. Don León Trotski, maestro de mil Brest Litovsk que es táctica y estrategia político-militar, como de su teoría de “La Revolución Permanente”, principal dirigente con Lenin, de los primeros 4 Congreso de la III Internacional Comunista, maestro que comprendió y analizó el curso de la revolución mexicana que después J.Posadas extendió en 1962 con el texto “MEXICO, LA REVOLUCIÓN INTERRUMPIDA”, libro que fue firmado por A. Gilly. Don León Trotski siempre tuvo absolutamente claro el papel de las clases en la lucha de clases, y en estas circunstancias donde el imperialismo y sus secuaces testaferros internos quieren romper la UNIDAD DE AMÉRICA LATINA Y SU PROGRESO ANTIIMPERIALISTA golpeando en Argentina con los Macri etcétera, equivocarse es no solo catastrófico sino desleal con su pensamiento. Bravo compañero N. Galasso.

León Cristalli, director de la revista Internacional ” CONCLUSIONES”

El 22 N, votar Scioli-Zannini-FPV
98 años de la Revolución de Octubre