Egipto: una crisis de 43 años

Nasser y el Che Guevara

EL IMPERIALISMO INTENTA COLOCAR EL PARCHE ANTES DE QUE SUENE EL TAMBOR

Como en Chile al final de la década de los 80 y comienzo de los 90, el régimen de la dictadura pinochetista, impuesta criminalmente por el imperialismo abierta y claramente, por la CIA en particular como ahora se sabe hasta por los diarios, llegaba, tocaba al fin de su periplo criminoso. No podía seguir el imperialismo el manejo político y el control del país y debía transar con la realidad social y económica, pero en intentar en particular salir adelante del proceso abriendo las puertas a una libertad vigilada,  e infiltrada  desde el aparato del gobierno por ellos.

Ahora esto que estaba latente durante 43 años en la crisis con la guerra del Sinaí y la infiltración israelí apoyado por el imperialismo y la complicidad de una parte de la fuerza aérea y la gran burguesía egipcia que prefería ser invadidos a que la revolución nasserista, nacionalista antiimperialista y popular, pudiese profundizarse. Una combinada condición social y política el país y el área regional, que no se produce porque el imperialismo así lo quisiera sino que no puede impedirlo ya en esta etapa de la historia.

Procesos que de fondo movilizan fuerzas en que el sistema y su cabeza imperialista pierde fuerza política de intervención y no dominará socialmente, entonces se adelanta como dicen los pueblos en Latinoamérica “poniendo el parche antes de que suene el bombo”, y entonces éste tiene que ceder al curso ascendente de participación social de las masas que incorpora en las luchas a una parte importante de la clase media pobre y media, que quiere alcanzar la libertades de un régimen democrático, burgués sin duda, pero democrático. Eso, unido a la acción desde abajo, (que no es lo mismo que la “resistencia” famosa de la seudo izquierda), hace un desbalance que podrá, como en Argentina 10 años después del neoliberalismo posteriores a la misma dictadura cívico-militar  y la democracia vigilada, que UNIRÁ A LA CLASE MEDIA CON LAS MASAS TRABAJADORAS. Es decir el conjunto de lo que es la clase explorada. En Chile con Pinochet y su vertiginosa caída sin apoyo del imperialismo y el capitalismo mundial con inversiones y militarmente  porque era la “vidriera el sistema capitalista en América latina “ (JH 1985). Así las cosas cuando ya no dan para más las cosas, en como sostener una dictadura que además de asesina era y funcionaba en la corrupción entre ello de las famosas AFJP, los desfalcos a los bancos y el robo a CODELCO estatal, etcétera. El sistema y su cabeza los EEUU. lo dejan colgado de la brocha, o sin sostén.

El pinochetismo como tapón a la revolución socialista en Chile y en América del Sur en particular, había llegado hacía rato a su fin. La pérdida del referéndum con el mayoritario y apabullante voto por el NO!! le había roto el espinazo ala “dictablanda” como por aquel entonces (1986) calificamos al gobierno final del Pinocho y que él, desgraciadamente para nosotros, pero mostrando QUE NOS LEE TAMBIÉN LA REACCIÓN FASCISTA, tomó en varios de sus últimas intervenciones como presidente. Nosotros lo analizamos también en un texto sobre “las uvas en Miami y Pinochet”, allá por el 87, a raíz de un cargamento de uvas procedente de Chile a los EEUU en las que descubrieron un supuesto en mal estado de éstas, nunca comprobado.

Ahora bien: o los masas lograban avanzar y construir, reconstruir en Chile la herramienta de la Unidad Popular, el FRAP junto con los sindicatos, etcétera, o cediendo libertades se le ponía UN DESVIO TRANSITORIO en el que el sistema cediendo con la salida de Pinochet, a su vez pudiera quitar el eje independiente, organizativo y social propio que se venía avanzando, entonces aparece “La Concertación” de clases desde adentro mismo. Los gobiernos de Eldwin y Frei, demócratacristianos que avanzan poco en las medidas sociales, como luego Lagos democratizando en contenido socialdemócrata pero que finalmente le abrirá las puertas al gobierno de Bachelet que jugará un papel más a la izquierda y avanzará en la integración regional, un enfrentamiento al imperialismo-cosa que y a pesar de que aliados de gobierno no aprobarían nunca-, pero que conjunto fueron exponentes del fondo de esa situación, en particular el de Bachelet, que avanzó mucho más que los tres anteriores, en representación de un previo ESTADO SOCIAL DELIBERATIVO AL QUE ELLOS SOLO EXPRESABAN PERO NO REPRESENTABAN LEGITIMAMENTE EN LA ESTRUCTURA NO DISUELTA DEL NIVEL ALCANZADO CON SALVADOR ALLENDE.

Hoy en Egipto se está produciendo una situación, en nuestra opinión hoy 29 de enero, similar en forma combinada, pero desigual con otros contenidos que no estaba en el Chile de aquél entonces, salvo en el común intento de intento de controlar la producción de materias primas estratégicas, como el Chile el cobre y como geografía estratégica para los EEUU. Y la diferencia es que con Egipto, se pueden desmoronar las dictaduras monárquicas de Arabia Saudita, las de Yemen, la crisis de Sudán, etcétera. En síntesis, el imperialismo ve que tras la huída del tunecino, se abren puertas a movilizaciones sociales que se pueden descontrolar en una zona productora del petróleo muy estratégica, central para la energía productora del sistema capitalista en el mundo. El control a Irak, (lo controlan verdaderamente?), no les garantiza nada. Irán está pesando con su REVOLUCIÓN ISLAMICA que es de fondo nacional, popular y que avanza en medidas socialistas con el Corán o no, diría el maestro J. Posadas hace muchos años. Ahora en Egipto, el imperialismo antes de batir el tambor le pone el parche.

Mubarak, es un gobierno proyanqui pero también un degenerado y último eslabón de lo que fue parte de la política nasserista, nacionalista y socialista pan árabe. Un gobierno contra natura de lo que fue Nasser en el inicio y luego Al Sadat (asesinado en un golpe militar en Egipto, tipo Pinochet al principio), que está sometido a la política global del imperialismo y jugando ese papel en el resto de los países árabes, incluso como peón y pared futbolística de la política de Israel representante-hasta ahora-, de los intereses y sostenido por esos intereses yanquis.

Hay una NECESIDAD DE LA UNIÓN SOCIALISTA DE TODOS LOS PAISES ÁRABES, y eso sigue estando en la piel de la situación regional. COMO PARTE DEL CONTEXTO DEL CUTRSO MUNDIAL DE LA REVOLUCION SOCIALISTA, no fuera del mismo.
Por eso este levantamiento en Egipto siendo y representando en su estructura una reacción socio política contra el gobierno de Mubarak y su dictadura, pero estable en la economía igual que Pinochet, donde el pobre seguirá siendo pobre pero no llegará a morirse de hambre, vemos que quiere ser desviado de su eje socio histórico, que es la vuelta a una política INDEPENDIENTE, NACIONAL, POPULAR Y REVOLUCIONARIA  que expresaba el nasserismo en las décadas del 50/60 del siglo XX en Egipto o Perón en América latina.

Pero al mismo tiempo vemos que detrás de este sinceramiento natural del curso histórico de la revolución socialista árabe, aparece el interés del imperialismo para controlar el flujo del petróleo y su perspectiva de energía barata o controlada par que se desarrollen solo algunos países y otros se queden sin ello. El planeta, su sociedad productiva, se mueven en base a la energía y por ahora el petróleo y el gas son insustituibles.
Vemos que hay una doble situación de intencionalidad imperialista, de un apoyo casi explícito a la salida o continuidad más maniatado del gobierno de Mubarak, y éste que se siente abandonado y no se anima a reprimir con todo-al menos hasta ahora-, con la necesidad social de romper el aislacionismo de la política oficial egipcia de cara al resto del mundo árabe. Creemos que van a tratar de golpear a Siria, Libia, y Argelia y en particular a Irán. Donde ya lo trataron de hacer después de la última elección con un cierto apoyo de la clase media alta que quería una “especial libertad”.

En síntesis el problema de Egipto no es de Egipto sino de todo el CURSO ÁRABE, PALESTINO, MUSULMÁN, ISLÁMICO, PALESTINO EN REVOLUCIÓN y la necesidad de la INTEGRACION-UNIFICACION EN LA FEDERACIÓN DE PAISES SOCIALISTAS ÁRABES, algo que si intento hacer en la década de los 70/80 con O. Kadafi

Vemos que una parte aún NO MASIVA de la población ha salido a las calles, lo que no quiere decir que la que no ha salido aún no apoye el movimiento que se está produciendo. Pero no hay movilizaciones de millones en capitales que como El Cairo tienen 16 millones de habitantes. Lo mismo en Alejandría y Suez.

Lo que también vemos en nuestro análisis, es que LA REVOLUCIÓN ÁRABE EN EGIPTO, TÚNEZ ARABIA SAUDITA, etc. ya no vuelve  atrás, y que el imperialismo, aún saliendo a ponerse a la cabeza, o intentándolo al menos, no conseguirá finalmente desviar del fondo de la cuestión que quedó trunca con el asesinato de Gamal Abdel Nasser, que es el ascenso del SOCIALISMO PAN ÁRABE. Una mezcla religiosa pero que eliminaba al poder de las trasnacionales que DESTRUYERON LA CULTURA DEL ARABISMO HISTORICO Y DOMINANDO LAS ECONOMÍAS SOLO LAS TRANSFORMARON EN COLONIAS DEPENDIENTES DE LA POLÍTICA DEL DEPARTAMENTO DE ESTADO DE LOS EEUU.

A estas horas, Mubarak resiste salir, está negociando con los yanquis su salida. El llamado del gobierno de los EEUU, B. Obama, a que haga reformas, que aún hay tiempo para ello, expresa la opinión de un sector de los yanquis y que necesariamente no es de las trasnacionales petroleras y financieras imperialistas.

Creemos que aún grandes masas no han salido a las calles. En Argentina en diciembre del 2001 había decenas y después movilizados social y solidariamente entre sí, las diferentes capas de la clase trabajadora eran cientos de miles en las calles. Cuando intentaron tirar abajo a Chávez, y parcialmente lo lograron por unas horas pero no lograron al mismo tiempo mover sino a unas pocas decenas de personas a favor del golpe contrarrevolucionario, las masas respondieron con cientos de miles en Caracas y todo Venezuela en defensa de H. Chávez y la revolución.

Estos breves ejemplos son solo como referencia. En 1945 un millón tomó la Plaza de Mayo y metiendo “las patas en el agua”, porque ardían de calor y caminata de decenas de kilómetros a pie, pusieron a Perón en el Poder. El partido Nacional Democrático de Mubarak, no mueve a nadie y es, como en otra forma lo mostró el PCUS cuando el golpe de Yeltsin contra la URSS, que era un sello burocrático de unos parásitos clientelares nada más. Como había dicho analizando ello el maestro J.Posadas.

Nosotros creemos que el imperialismo, aunque pueda capitalizar la crisis en primer momento, NO PODRÁ SOSTENERSE Y, COMO EN CHILE, VA A TENER QUE CEDER Y ESO ALIENTA A LAS MASAS A SU ORGANIZACIÓN SOCIAL Y POLÍTICA. No a los estúpidos que hacen “seudo guerrillas” de pacotilla, sino verdadera organización de masas con programa y política de poder en el camino al socialismo. Este levantamiento no retrocede en lo que significa socialmente el progreso de toda la zona. Y le QUITA AÑOS DE VIDA A LA BURGUESÍA ÁRABE QUE EL IMPERIALISMO QUERÍA, y quiere, CONSTRUIR PARA ATACAR A LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA. Israel está en medio COMO TAPÓN O CORCHO DE SIDRA en todo esto.

León Cristalli  director de la Revista Internacional Conclusiones
29 de enero de 2011.

Egipto: la población masivamente aún no ha salido a dar una salida propia de clase
Wikileaks: auto golpe mediático similar al de las Torres Gemelas